Rechazan volver a inundar predios en el ex lago de Texcoco

Chimalhuacán busca instalar ahí el Centro Estratégico de Recuperación Ambiental.
El predio incluye cerca de 800 hectáreas.
El predio incluye cerca de 800 hectáreas. (Antonio López)

El presidente municipal de Chimalhuacán, Telésforo García Carreón manifestó su oposición para que inunden terrenos de la zona del ex lago de Texcoco por parte de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), debido a que son tierras consideradas para instalar el Centro Estratégico de Recuperación Ambiental del Oriente (CERAO), que generará 40 mil empleos.

Informó que el secretario de Comunicaciones, Gerardo Ruiz Esparza, hizo un pronunciamiento para la ampliación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. "Además, sé que la Conagua -es algo extraoficial- pretende inundar esas tierras, pero no estamos de acuerdo, nos vamos a inconformar, vamos a hacer lo que tengamos que hacer el año que entra", dijo.

Sostuvo que el objetivo de las movilizaciones será adquirir los predios para el CERAO.

"No estamos en contra del proyecto del aeropuerto, pero no apoyamos que inunden esas tierras, que se conviertan en lago, porque lo que nosotros queremos generar ahí, son empleos", explicó.

Añadió que el plan del CERAO contempla la instalación de un lago, "pero de menos superficie".

Asimismo, como parte de la venta de los terrenos conocidos como tlateles, está pendiente la realización de tres puentes y la liberación de recursos, "que es más necesario que tener un lago".

García Carreón manifestó no estar en contra de proyectos sustentables, pero añadió que los terrenos destinados al parque industrial ya están considerados y solo falta la liberación del recurso y su adquisición.

En el gobierno del ex presidente Felipe Calderón, la Conagua presentó el estudio "Conclusiones sobre la Factibilidad del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en el Lago de Texcoco, desde el Punto de Vista Hidrológico", donde explican que esta área es la única para la regulación de los ríos del oriente del DF, además de que es apoyo fundamental para la regulación de la vertiente poniente de la cuenca; de ahí que sin esta zona de amortiguamiento, la ciudad puede quedar expuesta a una catástrofe hídrica.

García Carreón insistió en que uno de los objetivos centrales de su gobierno, es la materialización del proyecto más importante de la zona: el CERAO.

Dijo que este generará plazas laborales para detonar el desarrollo del municipio, "pues el logro de más empleos y muy cercanos al lugar donde vivimos, es, sin duda, una de las principales vías para combatir la pobreza".

El predio está localizado en suelos salitrosos a las orillas del ex vaso del lago de Texcoco, con un total de casi 800 hectáreas. El CERAO incluirá la recuperación de áreas semidesérticas para el desarrollo de un complejo deportivo, recreativo, educativo, industrial y médico.

El alcalde recordó que a través de diversas gestiones, lograron etiquetar recursos federales por un monto de 600 millones de pesos para aplicarse en el año 2014, e iniciar la primera etapa de la obra, que consistirá en la adquisición de una parte de la tierra, así como la construcción de infraestructura vial.