Realizan marcha contra la inseguridad en Coacalco

Vecinos, activistas políticos y representantes de las iglesias se plantaron frente a la alcaldía para exigir al gobierno acciones efectivas para combatir la delincuencia.
Marcha contra la inseguridad en Coacalco
(Alejandra Gudiño)

Coacalco

Unos 300 vecinos realizaron una marcha y se plantaron hoy frente a la alcaldía de esta localidad, la cual clausuraron simbólicamente, para exigir al gobierno municipal encabezado por David Sánchez Isidoro acciones efectivas para combatir a la delincuencia y ofrecer garantías de seguridad.

La marcha, convocada en redes sociales, partió a las 10:30 horas de la plaza comercial Power Center, e inicialmente se reunieron poco más de 150 personas que avanzaron sobre la Vía López Portillo, provocando problemas de tránsito vehicular.

En el trayecto hasta la presidencia municipal, en San Francisco, se fueron sumando más habitantes.

Vestidos de blanco, entre los manifestantes hubo vecinos, activistas políticos y representantes de algunas iglesias repartiendo propaganda que unieron su voz para reclamar por la ola de violencia que se ha desatado en la demarcación.

De acuerdo con los manifestantes, se está exigiendo orden y paz con acciones por parte del ayuntamiento y de las autoridades judiciales, entre ellas evaluar a todos los efectivos policiacos, pagarles mejores salarios para que no anden asaltando a la gente o encubriendo a delincuentes; más eficacia a los llamados de auxilio, hacer efectiva la promesa de renovar el alumbrado público, renovar la infraestructura policiaca y de los cuerpos de socorro, promover el bienestar común con la rehabilitación de parques, kioskos y centros sociales, además de transparentar el gasto público.

También, los inconformes demandaron a la autoridad judicial facilitar los mecanismos de denuncia ante el agente del ministerio público pues son tortuosos los trámites, impidiendo que haya una cultura de la denuncia debido al burocratismo.

Los manifestantes se plantaron frente a la alcaldía por espacio de dos horas; sólo algunos policías, que previamente cerraron las puertas de acceso al inmueble, escucharon los reclamos de quienes anunciaron que en un mes regresarán con más ciudadanos, que esto es el principio.

Emplazaron a la autoridad a dar respuesta a sus demandas hasta el 10 de febrero próximo, según el pliego petitorio que entregaron a los medios de información.