Realizan en Santuario Guadalupano vigilia por canonizaciones

Reliquias que ocupó el Pontífice fueron expuestos en los campos del Seminario.
Devotos de Juan Pablo II.
Devotos de Juan Pablo II. (Foto: Andrés Lobato)

Puebla

Fieles católicos comenzaron la llamada Vigilia de Canonización en el Santuario Guadalupano, ubicado en el Seminario Palafoxiano, para seguir a través de pantallas la ceremonia de ascenso a los altares de los papas Juan Pablo II y Juan XXIII que se realizó en el Vaticano.

La velada que duró 12 horas, contempló la transmisión de la ceremonia de canonización a partir de las 3:00 horas de este domingo justo donde hace 35 años estuvo Juan Pablo II para inaugurar la III Conferencia del Episcopado Latino Americano.

Reliquias y prendas que ocupó Karol Józef Wojtyła en su visita a la Angelópolis del 28 de enero de 1979, al igual que el papamóvil en el que se trasladó el Sumo Pontífice fue expuesto en los campos del Seminario Palafoxiano.

Antes de llegar al Santuario Guadalupano, el vehículo marca DINA conocido como papamóvil recorrió las calles de la ciudad de Puebla para luego ser ubicado frente al Santuario Guadalupano.

Actividades de animación coordinadas por los Ministerios Santuario y Contracorriente abrieron la Vigilia de Canonización; más tarde se realizó una "Hora Santa" encabezada por el padre Miguel Arcángel De Simone Maimone; y para este día, se contempló la trasmisión en vivo de la ceremonia de 3:00 a 5:30 horas.

Para las 6:30 horas del domingo, se realizó la Bendición con el Santísimo en el Santuario Guadalupano; y para terminar, el sacerdote, José Luis Reyeros, encabezará una misa de las 7:00 a las 8:00 horas.

Los fieles católicos recordaron que en 1979, Juan Pablo II inauguró en la ciudad de Puebla la III Conferencia del Episcopado Latino Americano que reunió a más de 400 participantes.

El obispo auxiliar de Puebla, Felipe Pozos Lorenzini, recordó que Karol Wojtyła, de alguna manera, descubrió, durante su visita a la Angelópolis su vocación como un papa peregrino que le llevó a recorrer distintas partes de mundo para llevar un mensaje de paz.