Verifica Profepa manejo de residuos peligros en hospitales

Durante 14 visitas de inspección en siete municipios, se constató que en cinco unidades médicas existen irregularidades graves en el manejo de los residuos peligrosos biológico- infecciosos.
Se encontraron diversas anomalías durante la inspección.
Se encontraron diversas anomalías durante la inspección. (Milenio Digital)

Tamaulipas

Se llevó a cabo la inspección a clínicas y hospitales, públicos y privados, en Tamaulipas, a fin de verificar el manejo de los residuos peligrosos biológico- infecciosos.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente indicó que para que un residuo sea considerado (RPBI) debe contener agentes biológicos infecciosos que de acuerdo a la norma se definen como "cualquier microorganismo capaz de producir enfermedades".

Se revisó que las instancias de Salud también se apeguen a la Norma Oficial Mexicana NOM-087-SEMARNAT-SSA1-2002, la cual trata sobre Protección ambiental – Salud ambiental – Residuos peligrosos biológico–infecciosos – Clasificación y especificaciones de manejo.

Durante 14 visitas de inspección en siete municipios de la entidad, se constató que en cinco unidades médicas existen irregularidades graves (de efectos al ambiente), los cuales requieren la implementación de medidas de urgente aplicación.

Dentro de las anomalías más graves detectadas fueron: no realizar la separación de residuos peligrosos biológico infecciosos (RPBI) y la de residuos sólidos urbanos (basura común), lo que ocasiona que se mezclen; también se observó que de manera inadecuada dieron disposición final de los RPBI en rellenos sanitarios (basureros).

Asimismo, los inspectores federales de la PROFEPA detectaron en ocho unidades médicas irregularidades leves (de carácter administrativo, control documental y equipamiento); y en un nosocomio no se observaron irregularidades.

Las clínicas y hospitales a las que se les detectó un manejo inadecuado de los residuos serán sancionadas.