Realiza Codhem acciones para prevenir maltrato infantil

Se pronunciaron por la necesidad de impulsar los valores entre los integrantes de la sociedad, que permitan transitar hacia una cultura que no justifique que se ejerza la violencia.
Miguel Ángel Cruz Muciño, director de la Unidad Jurídica y Consultiva de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México
Miguel Ángel Cruz Muciño. (Especial)

Estado de México

El interés superior del menor debe prevalecer en todo acto de los servidores públicos, sentenció Miguel Ángel Cruz Muciño, director de la Unidad Jurídica y Consultiva de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México, quien recalcó que se tiene una responsabilidad compartida para erradicar el maltrato infantil, ya que no es un tema exclusivo de las instituciones públicas.

Durante su participación en el Segundo Congreso Internacional sobre Maltrato, Abandono Infantil y Convivencia Escolar así como el Cuarto Foro de Maltrato Infantil: Frontera del Conocimiento, se pronunció por la necesidad de impulsar los valores entre los integrantes de la sociedad, que permitan transitar hacia una cultura que no justifique que se ejerza la violencia en contra de alguna persona, y mucho menos de los niños y niñas.

En el marco del Simposio “Derechos de los Niños”, externó que más allá de crear leyes o programas en la administración pública, se tiene un compromiso social de fomentar la cultura de los derechos humanos con énfasis en el respeto a los derechos de los niños y explicó que el artículo 4 de la Constitución federal, establece que en todas las decisiones y actuaciones del Estado, se debe velar y cumplir con el principio de proteger a la niñez, para garantizar los derechos plenos de la infancia.

Subrayó que ese principio se debe aplicar en los derechos de salud, educación, a la familia, a la alimentación, y todos en general, lo que se traduce en que siempre debe procurarse  al menor, por eso llamó a los docentes quienes tienen mayor contacto con los menores,  a aplicar en todas sus acciones la normatividad, ya que sin importar que sea un instrumento internacional, la constitución federal, un código civil o un reglamento, deben aplicar el que más beneficie al menor.