Reaccionan contra Pasaje Gourmet en Barrio; ven corrupción

Vecina, y galerista de arte de la zona, considera que lo que no está bien es la fachada de cristal, debido a que rompe con el estilo norestense que se protege históricamente.
La Junta de Vecinos del Barrio Antiguo Centro Histórico fue la encargada de colocar la señalética por iniciativa propia.
"¿Cómo es posible quitar el sillar para poner cristal? ", cuestiona Lupina Flores (Gustavo Mendoza )

Monterrey

Vecinos y arquitectos condenaron el nuevo centro comercial denominado Pasaje Gourmet o Mercado Barrio Antiguo que buscan construir sobre Padre Mier y Morelos, destruyendo las casonas con un proyecto de cristal que no concuerda con el estilo norestense y rompiendo con el reglamento de preservación del patrimonio histórico.

La vecina Lupina Flores, galerista de arte y de pintura para artistas de nivel avanzado ubicada sobre Mina, precisamente entre Padre Mier y Morelos, en pleno corazón del Barrio Antiguo, ve corrupción en el permiso otorgado para que se instale este nuevo centro comercial.

"La delegada federal del INAH, ¿cómo autoriza esto?, con gustos nacos y con poco respeto a la ciudad, ¿cómo es posible quitar el sillar para poner cristal? era una casa bellísima, pero que se respete la arquitectura vernácula en la fachada y no con una moldura tipo romana que no tiene nada que ver con el estilo norestense.

"Depende del gusto personal porque el criterio de respeto está muy claro, el Reglamento de Conservación del Barrio Antiguo y la Junta de Protección y Conservación son quienes están autorizando, pero veo corrupción por parte de las autoridades al dar un permiso para este centro comercial con fachada de vidrio", dijo la pintora.

¿Está en contra del proyecto?

"El proyecto en sí está bien, lo que no me parece es la fachada, yo prefiero un centro comercial que un antro, estoy en contra de que destruyan, por lo que veo corrupción del municipio de Monterrey, es el que tiene que vigilar los horarios, los decibeles, la ecología, pero parece que estamos acéfalos", respondió Flores.

MILENIO Monterrey publicó este domingo que una plaza comercial será parte de la oferta que tendrá el Barrio, sumándose a las ya existentes galerías, pequeños cafés y restaurantes.

Se trata del Mercado Barrio Antiguo, un proyecto realizado por inversionistas privados que conectará las calles de Morelos y Padre Mier a través de un corredor comercial, casi en la esquina de Dr. Coss, por ello se han demolido dos construcciones antiguas de la zona, aunque ya modificadas.

Indicó que no hay nada que hacer por parte de la Junta de Protección y Conservación y que Roberta Sada, integrante de la misma, no fue enterada de este proyecto.

"Están haciendo sus transas por moches, si no hubieran dicho aquí somos los representantes, Roberta Garza me la encontré y me dijo: ´A mí nadie me ha avisado´", señaló.

¿Ve corrupción en esto?

"Son intereses de unos cuántos, del rescate y respeto del decreto del centro histórico", respondió Flores.

¿Por qué nadie alza la voz?

"No hay, ¿vas a preguntarle a (la alcaldesa) Margarita (Arellanes)?, si nunca está, ¿vas a decirle al gobernador (Rodrigo Medina)? tampoco responde; cartas y cartas y nadie responde; el único que responde es el Implanc (Instituto Municipal de Planeación), pero dice que la Junta de Conservación la nombró el ex gobernador Natividad (González Parás), que son Cayetano Galván, Mariano Núñez y Roberta Sada, pero ella ni siquiera estaba enterada que era parte de la junta", señaló.

"¡QUE BARBARIDAD!"

Por su parte, el arquitecto Jorge Longoria Treviño, ex secretario de Desarrollo Urbano de Monterrey y socio del despacho Long-Tree, indicó que este tipo de centros comerciales van en contra del decreto de patrimonio histórico del Barrio.

"Realmente viene a dar contra el plan que existe del Barrio Antiguo, hay una declaratoria de patrimonio ahí, van a entrar en conflicto, hay una agrupación de vecinos que se dedican a esto, que se dedican a proteger y defender los intereses del Barrio, espero que estén enterados.

"¡Qué barbaridad!, estamos en la tierra de nadie, no hay control, no hay respeto, no hay mando ante este desastre que ocurrió tanto a nivel municipal, como a nivel estatal y que cada quién está sintiéndose en la libertad de vulnerar y de violar cualquier plan o programa", respondió Longoria Treviño.