REPORTAJE | POR MOISÉS RAMOS

Reabren el Auditorio de la Reforma después de 3 años

La remodelación inició en 2011 debido a la defensa que se hizo del inmueble

Siendo presidente municipal Blanca Alcalá Ruiz y todavía gobernador Mario Marín, el 8 de octubre de 2008, Protección Civil Municipal clausuró el recinto inaugurado hace 54 años y diseñado por Abraham Zabludovsky

Puebla

El próximo miércoles 15 de enero, el gobernador del estado Rafael Moreno Valle Rosas ofrecerá su Tercer Informe de Gobierno en Auditorio de la Reforma, el cual después de haber sido clausurado durante la administración de Mario Marín en el año 2008, aparentemente con la pretensión de demolerlo, comenzó a ser remodelado y será reinaugurado ese día.

El día 21 de agosto de 2013 los miembros del Consejo Ciudadano de Cultura de Puebla, recibieron el siguiente comunicado de su presidente, Francisco Sánchez Díaz de Rivera, referente a la restauración del Auditorio de la Reforma: "Me permito hacer de su conocimiento que en la Asamblea del Consejo de Arte y Cultura del Estado de Puebla, celebrada el pasado 24 de julio, su secretario Ejecutivo, el doctor Moisés Rosas anunció que el Auditorio de la Reforma será restaurado en su totalidad. Este es el resultado de varias conversaciones que tuve con él (...) pero sobre todo por su comprensión, cordialidad y bonhomía que lo distinguen. Además (de) que él siempre pensó que el final de esta obra era imprescindible. Convenció al señor gobernador y al director del Conaculta, Rafael Tovar y de Teresa con excelentes argumentos y ellos tomaron como suya la terminación del proyecto. Me complace informarles que el trabajo, la lucha, la persistencia y la esperanza de todos nosotros llegarán a buen fin. Atentamente ingeniero Francisco Sánchez Díaz de Rivera".

AMENAZA DE REMODELACIÓN
Francisco Sánchez, como presidente de ese consejo, convocó a otros consejos ciudadanos para detener lo que, desde el año 2007 comenzó con un rumor: su destrucción. El gobierno estatal de entonces, encabezado por Mario Marín llegó a negarlo, e incluso mediante su secretario de Desarrollo Urbano, el hoy "desaparecido" Javier García Ramírez afirmó tener un plan de de rescate y remodelación del auditorio y de la Zona Histórica de Los Fuertes, donde está ubicado, el cual nunca presentó.

La demolición no se logró. Fue entonces que Sánchez Díaz de Rivera insistió en defenderlo y fue más allá: en un comunicado del Consejo Ciudadano de Cultura, el 6 de mayo del 2011 afirmó: "felicitamos al maestro José Saúl Juárez Vega (entonces secretario técnico del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes), quien anunció la restauración del Auditorio de la Reforma (el mejor por su acústica, su isóptica y su aforo) y su apoyo a la continuidad de la Orquesta Sinfónica de Puebla, a través del consejo a su digno cargo".

Como lo había hecho anteriormente, Francisco Sánchez, fundador de la Asociación Civil Puebla Ciudad Musical propuso: "debería hacerse un patronato de diferentes organismos, tanto del sector privado como del público para que sea la sede de la Orquesta Sinfónica del Estado de Puebla y de la Orquesta Esperanza Azteca; con doce consejeros propietarios y doce suplentes".

"Nunca hubo un patronato (del auditorio), y lo que entraba iba directo a la Tesorería y luego ésta lo adjudica a quien quiere, como en el caso de los museos, que el dinero que producen no regresa a ellos. En tiempos de Melquiades Morales Flores hicieron algunas reparaciones, pero no terminaron bien la impermeabilización y quitaron indebidamente la cubierta de cobre, aduciendo que por ahí se colaba el agua. Tiene 24 articulaciones totalmente esféricas de madera, apoyadas en concreto y en hierro. La construcción no se cae con nada, lo dañado era la madera".

En el año 2010 "su sillería está muy bien, su escenario está correcto, tiene camerinos en muy bien estado", afirmó.

El Auditorio de la Reforma tiene una larga historia de 51 años y este 2014 cumplirá 52: en él cantó la "Cantata Heroica" de Isaías Noriega, el joven tenor de 18 años de edad Plácido Domingo el 5 de mayo de 1962; Carlos Santana, uno de los mejores guitarristas del rock provocó que cientos quisieran entran para verlo en su primera actuación en Puebla, en ese sitio; pero la verdadera "aportación" del lugar construido por Abraham Zabludovsky hace más de medio siglo es haber sido la sede de los conciertos de Puebla Ciudad Musical desde los años sesenta del siglo pasado y de las temporadas de Conciertos Universitarios de la BUAP desde los años setenta de la misma centuria, actividades que formaron generaciones poblanas en la que se llamó alta cultura y no puede más que considerarse una cultura variada, rica, internacional y de su momento histórico.

LA HISTORIA DE SU DEFENSA
En julio del año 2007 un rumor crecía: el gobierno del estado, encabezado por Mario Marín, demolería el Auditorio de la Reforma, construido por Abraham Zabludovsky en 1962, inaugurado el 5 de mayo de ese año; los argumentos, hasta entonces no hechos públicos, eran su mal estado y no operatividad. El día 13 de ese mes, la Asociación Civil Puebla Ciudad Musical, a través de su presidente y fundador Francisco Sánchez Díaz de Rivera anunció una exhibición de danzón a las once y media de la mañana con la también AC Fomento del baile y la cultura "para constatar el buen estado del Auditorio".

Al invitar a la demostración de baile, Puebla Ciudad Musical publico un desplegado en el que se pronunciaba en contra de la demolición del Auditorio de la Reforma "por ser el mejor recinto para conciertos sinfónicos o de solistas, presentaciones y ballets (folclóricos, regionales, clásico); por su número de asientos (aforo) de mil 500 espectadores; por su acústica (excelente); porque el problema de las goteras es solucionable; porque no tiene fallas estructurales y no se va a caer; es patrimonio cultural y artístico; es la primera obra del arquitecto Abraham Zabludovsky y está catalogada; y pertenece al perfil arquitectónico de Puebla".

Lo extraño era que no se hacían públicas las razones de la posible demolición ni se desmentía desde el gobierno estatal la acción y éste presentó, ese mismo año al español Fernando Savater con el "patrocinio" de Raúl Salinas de Gortari, quien fue presentado como "empresario".

Siendo presidente municipal Blanca Alcalá Ruiz y todavía gobernador Marín, el 8 de octubre de 2008, Protección Civil Municipal clausuró el recinto. Crecieron, entonces los rumores de la demolición del sitio.

El propio Sánchez Díaz de Rivera, en otro desplegado publicado el 6 de agosto de 2010 explicó cuál era el origen del rumor: en noviembre del año 2006 se había reunido con el gobernador Marín "para apoyar la existencia de la Orquesta Sinfónica del Estado de Puebla (OSEP) y el mandatario me informa que al Auditorio de la Reforma se le quitará la cúpula de cobre original para ponerle 'lonarias'. Me quedo estupefacto", publicó.

El año 2007 fue decisivo en el futuro del auditorio de Los Fuertes, Francisco Sánchez relató en un desplegado que, sin que le hubieran definido si continuaría la OSEP, comenzó la temporada de la orquesta en febrero y marzo "con muchas dificultades... y niegan desde ese momento el uso del auditorio. Sólo tenía algunas goteras. Se lo prestan a un grupo religioso... para inmersiones en unos enormes tanques de agua" por lo que pide al Colegio de Arquitectos un estudio estructural y pide al entonces alcalde Enrique Doger que impida la demolición: "Nos ignora totalmente", publicó.

DAÑO CON INTENCIÓN
Como presidente del Consejo Ciudadano de Cultura, Sánchez Díaz de Rivera, se juntó con otros consejos de igual índole para firmar un desplegado en el cual declaran su oposición a la construcción del Centro Expositor en Los Fuertes, en lo cual coincidió el Comité Nacional Mexicano del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS) México, organismo "A" de UNESCO de carácter no gubernamental en diciembre del año 2007, al exponérselo al gobernador. En noviembre "Conaculta-INBA dijo no haber emitido ningún visto bueno para que intervengan el Auditorio". Javier García Ramírez era el secretario de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, que "demolería" el edificio, y se niega a reunirse con el consejo que preside Francisco Sánchez.

Entre los años 2007 y 2008 "dañan intencionalmente la base del soporte central (apoyo articulado) para dar la impresión de que el Auditorio está en malas condiciones y es peligroso. Sin embargo tiene 23 apoyos articulados más en buen estado"; el consejo pide que se permita la inspección del recinto por expertos "y no dan autorización". El 8 de octubre del 2008 es clausurado el sitio. Hasta el siguiente año "nos dan una explicación por escrito".

En mayo de 2009 los consejos ciudadanos que encabeza Sánchez Díaz de Rivera piden "apoyo al gobernador, a la presidente municipal, al senador Melquiades Morales, en cuyo sexenio se remodeló el Auditorio, y al secretario de Cultura", quienes nunca contestan la solicitud.

En junio de 2009 "García Ramírez me cita con urgencia para decirme que el auditorio será conservado en su forma original... le pido un compromiso por escrito que nunca llega". En abril de ese año, el entonces secretario de Desarrollo Urbano aseguró a la prensa que tenía el plan de rescate de Los Fuertes, incluido el Auditorio de la Reforma. Nunca lo mostró.

Sánchez Díaz de Rivera no se detiene y en abril de 2010 logra entrar disfrazado al auditorio, "lo retrato por dentro y ¡ahora sí se ve el cielo por algunas hendiduras!". En julio García Ramírez acepta ante los medios que no existe el proyecto de rescate de Los Fuertes y del auditorio. "y que ya no da tiempo de hacer nada".

En julio de 2010, afirma Francisco Sánchez "varios medios comunican que Protección Civil decide que el auditorio está en pésimas condiciones y se habla ya de demolerlo. Hasta el arquitecto Sergio Vergara del INAH que presumía de defenderlo, apoya la medida". Inicia un movimiento más fuerte por la defensa del edificio. Los herederos de Abraham Zabludovsky, Jaime y Gina preguntan a los consejos ciudadanos "qué puedo hacer para ayudar".

El 8 de junio del año 2011 comenzó la primera etapa de su rehabilitación; dos años siete meses después será reinaugurado con el tercer informe del gobernador Rafael Moreno Valle Rosas.

El 21 de agosto de 2013, Sánchez Díaz de Rivera informó al Consejo Ciudadano de Cultura: "Me permito hacer de su conocimiento que en la Asamblea del Consejo de Arte y Cultura del Estado de Puebla celebrada el pasado 24 de julio, su secretario ejecutivo, el doctor Moisés Rosas anunció que el Auditorio de la Reforma será restaurado en su totalidad. Este es el resultado de varias conversaciones que tuve con él pero sobre todo por su comprensión, cordialidad y bonhomía que lo distinguen. Además (de) que él siempre pensó que el final de esta obra era imprescindible. Convenció al señor gobernador y al director del Conaculta, Rafael Tovar y de Teresa con excelentes argumentos y ellos tomaron como suya la terminación del proyecto. Me complace informarles que el trabajo, la lucha, la persistencia y la esperanza de todos nosotros llegarán a buen fin".

Sin embargo, tres días antes, el 18 de agosto "El sol de Puebla", a través de Pilar Pérez reportaba "escombros, estructuras de madera sin uso, basura, muros con varillas por fuera, así como una explanada con hierba, es como se encuentra el Auditorio de La Reforma".

ZABLODOVSKY, PLAZA CÍVICA CON AUDITORIO
"La primera semana de mayo de 1962, el presidente de la república Adolfo López Mateos, para celebrar el primer centenario de esa fecha histórica del 5 de mayo, se dedicó a inaugurar obras importantes; los platos fuertes fueron: la autopista México-Puebla, y el Centro Cívico Centenario 5 de Mayo de 1862 que lo integran, entre otros inmuebles, el Auditorio de la Reforma y la Plaza de las Américas", nos recuerda el periodista Alfonso Yáñez Delgado.

Por su parte, Paul Heyer en el libro "Abraham Zabludovsky, arquitecto", editado en 1999 consigna: el "Centro Cívico Centenario del 5 de Mayo de 1862, complejo urbano que comprende un auditorio con butacas de madera para dos mil personas, una plaza cuadrada abierta, que funciona como elemento unificador entre los otros edificios, el bloque administrativo, el museo y una escuela de artesanías".

EL ARQUITECTO
Abraham Zabludovski Kraveski nació el 14 de junio de 1924 en Bialystok, Polonia, y al cumplir tres años se trasladó con su familia a la ciudad de México, donde estudió Arquitectura en la UNAM; murió en la capital del país, al cual se naturalizó en 1941, el 9 de abril del año 2003.

Con más de 200 obras que abarcan una variada gama de tipologías, Zabludovsky "es reconocido como uno de los grandes representantes de la arquitectura mexicana contemporánea, pues en la praxis desarrolló y consolidó un lenguaje arquitectónico que lo distingue e identifica en el ámbito nacional e internacional".

Zabludowsky, antes de construir el centro cívico en la Zona Histórica de los Fuertes en 1962, erigió el edificio de departamentos de las calles Horacio y Schiller, en la colonia Polanco del DF, en 1959. Después de trabajar en la Angelópolis, construyó el edificio de departamentos de la calle Bernard Shaw, también en Polanco, en 1965 y el conjunto habitacional Torres de Mixcoac, en la misma urbe, en colaboración con el arquitecto Teodoro González de León, con quien se asoció.

En el convulso 1968, construyó la Casa Sacal de la ciudad de México, donde también hizo las oficinas centrales del Infonavit en 1973, nuevamente en colaboración con González de León. La embajada de México en Brasilia, Brasil la erigió en 1973, en colaboración con Teodoro González y J. Francisco Serrano. Nuevamente en el DF hizo el edificio de El Colegio de México en 1975 y en 1979 el Teatro de la Ciudad Emilio Rabasa en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Considerado un reconocido y consolidado exponente de la arquitectura contemporánea mexicana, Abraham Zabludovsky recibió diversos galardones, entre ellos el Gran Premio Latinoamericano, en la Bienal de Buenos Aires en1989, y la Medalla de Oro en la Bienal de Arquitectura en México en 1993.
En el libro "Espacios para la cultura. Abraham Zabludovsky", editado en el año 2005 por el Conaculta, la UNAM y Arquine, se señala que para el artista, la creación de espacios culturales significó una oportunidad para inventar monumentos y con ellos, crear ciudad. Su obra siempre tuvo una preocupación por lo urbano, por el tránsito entre lo abierto y lo cerrado".

En el libro "Abraham Zablodovsky y la vivienda" se afirma "Perteneciente a la segunda generación de arquitectos formados extra académicamente bajo la influencia del Movimiento Moderno, el valor de la obra de Zabludovsky no está en su originalidad, como lo sería en el caso de los pioneros de la modernidad, sino precisamente en su no originalidad. Para él, el proceso de diseño arquitectónico se compone básicamente de tres aspectos: la existencia del programa ('el encargo expreso'), la existencia del lugar y la memoria del autor".