Ratifican denuncia por "bullying" en primaria

La familia decidió cambiar al pequeño de seis años y a su hermana de escuela. Educación asegura que da atención psicológica a los alumnos.
Luz María Villarreal señala que otras madres se burlaron de su hijo
Luz María Villarreal señala que otras madres se burlaron de su hijo (Maricarmen Rello)

Guadalajara

Luz María Villarreal, madre del pequeño de seis años que presuntamente sufrió bullying en la escuela primaria urbana 66 Miguel Hidalgo, en la colonia El Retiro de Guadalajara, ratificó este miércoles su denuncia ante la Fiscalía del Estado de Jalisco, por la lesión que le causaron a su hijo en los genitales.

“Él dice que un niño de cuarto grado lo lastimó con unas tijeras en lo que es el prepucio de su pene, primero dijo que fue el maestro, luego que los niños de su salón, y cuando una mamá me dijo cómo sucedieron los hechos yo me agarré llorando”, dijo la mamá. Entrevistada tras rendir su declaración, la señora Villarreal comentó que las madres de familia de la escuela Miguel Hidalgo se burlaron de su hijo y la intimidaron para que no presentara denuncia.

“Las señoras se burlaron de mi hijo, dijeron que yo le podía decir a quien yo quisiera, que a final de cuentas el que iba a salir perjudicado era mi hijo. Al director le dije que era su responsabilidad lo que había pasado en la escuela; él dijo que no, que a lo mejor le pasó en mi casa y ni cuenta me dí”, narró.

El pequeño de seis años fue sometido en el baño de la escuela el pasado 2 de octubre, presuntamente por tres niños de nueve años, alumnos de cuarto grado de primaria mientras orinaba. Habrían intentado cortarle el miembro.

Debido a que los agresores siguen acudiendo a la misma primaria, la señora decidió cambiar a sus hijos de plantel, el menor agredido y su hermanita de nueve años, quienes desde  el viernes pasado ya acuden a otra escuela, precisó.

“Para mí, mi hijo corría peligro en esa escuela, mi hijo y todos los niños que están ahí. […] No me he vuelto a parar”.

Hoy el pequeño de seis años se muestra reacio a hablar del tema y de su lesión ya cicatrizada. “No quiere hablar, dice que ya nos dijo la verdad y ha cambiado su versión tres veces, pero gracias a Dios parece que va a estar bien”, respondió la madre quien asegura que el desgarro en el prepucio no se lo ocasionó al rasparse en una alberca como lo han señalado. “No fue en la alberca, él traía un traje de buzo y el traje no tiene una ruptura, ni siquiera una deshilachada, eso sucedió en la escuela”, concluyó.

La lesión, de acuerdo a investigaciones de la Fiscalía Central, no habría sido realizada con un objeto punzocortante pues es un desgarro. La Secretaría de Educación espera la conclusión de este caso y el coordinador de Educación Básica, Víctor Manuel Sandoval, informó ayer que ya está dando atención psicológica a los alumnos “para que todo vuelva a la normalidad”.

Claves

El caso

- El 2 de octubre pasado, un pequeño de seis años fue sometido en el baño de la escuela primaria urbana 66 “Miguel Hidalgo”, en la colonia El Retiro, de Guadalajara, presuntamente por tres niños de nueve años, alumnos de cuarto grado de primaria, mientras orinaba. Habrían
intentado cortarle el miembro

- El día 7 el niño regresa a la escuela

- El director del plantel realiza una junta con las madres de familia de los niños involucrados. Ofrece que un médico revise al afectado y acude para tal fin un doctor llevado por la madre del niño al que su hijo señala como el principal agresor. Aunque Luz María Villarreal, mamá del agredido, solicitó ver su cédula profesional de pediatra, el médico no la exhibió

- El 16 de octubre Luz María presenta denuncia ante la Fiscalía Central. Le dan fecha para el examen psicológico
del niño en febrero de 2014

- El día 24 la CEDHJ dicta medidas cautelares a la SEJ

- El 1 de noviembre el niño es cambiado de plantel, por temor de la madre a nuevas agresiones

- El caso trasciende en redes sociales y medios de comunicación

- El 6 de noviembre Luz María ratifica la denuncia. En la Fiscalía le practican un nuevo examen médico al menor y adelantan la evaluación psicológica