Clausuran 2 rastros clandestinos en "La Perla"

La Jurisdicción Sanitaria Número 6 fue la encargada de decomisar mil 500 kilogramos de vísceras y cabezas de res, informó Sergio Ayala director de Inspección y Verificación de Torreón.
Los rastros clandestinos y comercializadores de carne de bachán serán penalizados con sentencias de entre 6 meses y 4 años de cárcel.
Arrojaban desechos cárnicos y animales muertos en un paraje solitario de la colonia Ex hacienda la Perla. (Archivo)

Torreón, Coahuila

El director de Inspección y Verificación Municipal de Torreón, Sergio Ayala Velázquez dio a conocer que en los últimos quince días se han clausurado dos rastros clandestinos en la colonia Ex-Hacienda la Perla y un almacén de vísceras ubicado en la colonia Victoria en el poniente del municipio de Torreón los tres por operar en condiciones insalubres.

Además de dos bares, uno de ellos por exceso de ruido y el otro, por no respetar el horario de venta.

En lo que se refiere al almacén de vísceras, comentó que el pasado 9 de mayo fue ubicado en la colonia Victoria, decomisando aproximadamente mil 500 kilogramos de vísceras y cabezas de res.

Se verificó que la carne tuviera plasmado el sello de rastro Tipo Inspección Federal (TIF), situación que comúnmente, ningún rastro clandestino cumple.

El otro hallazgo que se realizó fue en el ejido La Perla, el establecimiento arrojaba desechos cárnicos y animales muertos en un paraje solitario de la colonia Ex hacienda la Perla, decomisando por parte de la Jurisdicción Sanitaria número 6 la cantidad de 518 kilogramos.

"Una vez localizado el rastro clandestino, la Dirección de Inspección y Verificación Municipal solicitó a los propietarios la licencia de funcionamiento, las tarjetas de salud, el certificado de control de plagas y se observaron las condiciones de salubridad e higiene en las que operan".

El entrevistado dio a conocer que otro rastro se encontró operando en la clandestinidad, este fue el pasado 8 de mayo también en el ejido La Perla, en donde se decomisaron 200 kilogramos de carne de animales, esto por parte de la Jurisdicción Sanitaria número VI.

También dijo que a consecuencia de llamadas telefónicas, es que se procedió a revisar dos bares que se encuentran en el Paseo de la Rosita.

"Nos llaman para quejarse por la cantidad de ruido que se deriva de la operación de bares, por lo que acudimos a la dirección señalada y se verificó que la música se encuentra por encima de los decibeles permitidos".

"Entonces se debió clausurar y durante las inspecciones correspondientes, también derivaron en que se diera con otro bar que se encontró operando al margen del horario establecido", concluyó.