Raspan concreto de la fachada del ex hospital

Tampico tuvo la autorización para la remediación de los daños: Seduma.
Retiran el enjarre del vetusto inmueble.
Retiran el enjarre del vetusto inmueble. (José Luis Tapia)

Tampico

Bomberos así como personal de obras y servicios públicos retiran concreto del ex hospital Carlos Canseco que se encuentra en riesgo de desprenderse, labores que se prolongarán durante el fin de semana por lo que incluso ayer por la tarde fue cerrado un tramo de calle Altamira, sin previo aviso a los concesionarios del transporte público.

El director de Protección Civil, José Antonio Marín, informó se trata de tareas preventivas que se llevarán a cabo en la fachada del antiguo edificio para evitar poner en riesgo a la población que circula por esa zona.

“A raíz del último evento de norte que tuvimos en la ciudad hubo diferentes afectaciones, esa fue una de ellas, se desprendió parte del aplanado de la fachada del edificio del hospital civil viejo de Tampico, esto causa un riesgo a la población, en base a eso estamos llevando a cabo acciones de prevención coordinados con la dirección de obras públicas, tránsito y bomberos para realizar estos trabajos”, explicó.

Ayer desde temprana hora las dependencias municipales colocaron escaleras sobre la fachada para comenzar a desprender el cemento, se mantuvo acordonada esa arteria y se redujo un carril a la circulación de unidades motrices, mientras que los peatones se desplazaron por la acera de enfrente.

“Se está llevando a cabo el desprendimiento del aplanado que ya falló en la fachada, solamente el aplanado en las áreas donde detectemos que está prácticamente suelto”, precisó.Marín Flores estimó que las tareas sobre la calle de acceso a la zona centro les tomarán al menos tres días, lapso de tiempo en el que podría cerrarse el paso a los vehículos.

“Es posible, vamos a coordinarnos con Tránsito para que mañana y el domingo que son días de menor tráfico en la zona centro, podamos valorar la situación de cerrar la calle para tener mejor operatividad en los trabajos y no causar más riesgos.

Es posible que la acera de enfrente esté libre, solamente (el cierre sería) al paso vehicular, vamos a valorarlo porque el camión de bomberos necesita espacio para maniobrar, es posible que tengamos que agarrar dos carriles de la calle”, refirió.

El funcionario comentó que en estos momentos el emblemático inmueble constituye un riesgo para la comunidad, evitando catalogarlo como elevado o menor, “el evento del norte ocasionó que el aplanado se desprendiera, estamos haciendo las medidas necesarias de prevención”, puntualizó.Sobre el caso del ex hospital civil de Tampico, el secretario de Desarrollo Urbano y Medio  Ambiente del Gobierno del Tamaulipas, Humberto René Salinas, indicó que siguen a la espera que el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes apruebe el proyecto de remodelación del inmueble y asignen los recursos, lo cual dijo llegan a los 270 millones de pesos.

Además dijo que las labores de prevención que llevó a cabo Protección Civil en el edificio histórico tenían el aval del gobierno del estado.“Este proyecto de rescate del ex hospital ya está puesto ante Conaculta, ellos tiene conocimiento completo de lo que se requiere y solo estamos esperando que nos autoricen tanto el plan como los recursos.

No existe una fecha concreta en que se haría la entrega del monto, sin embargo la petición que el gobierno del Tamaulipas hizo se mantiene”, indicó el funcionario estatal, agregando que “se pretende acondicionar el espacio para la cultura”.

Ante lo sucedido el jueves donde parte de las paredes del antiguo nosocomio se desprendió, indicó que “tenemos el reporte que Protección Civil de Tampico actuó en lo que se requería, por lo cual recibió autorización, que era quitar el escombro que se cayó y las ventanas. Todo lo que provoque un riesgo a la población lo puede hacer, y nada más”. 

URGE SU RESCATE: INGENIEROS

Rescatable, usable y emblemático para Tampico, es como el Colegio de Ingenieros considera al ex hospital Carlos Canseco y piden que sea intervenido de manera urgente por el gobierno federal.

El ex presidente del colegio, Alfonso Celestino Uresti, indicó que el edificio del que el pasado jueves se desprendió un pedazo de revoque debe ser rescatado respetando su arquitectura que data de inicios del siglo XX.

“En el sexenio pasado la sociedad civil pidió al gobierno que pusiera atención en eso y se hizo una encuesta que dio como resultado que todo mundo quiere que ese edificio, que es emblemático de la ciudad, se restaure, el gobierno prometió hacerlo pero se le agotó el tiempo y no pudo”, refirió.

El también presidente de la Asociación Regional de Comerciantes e Industriales Mexicanos (ARCIM), opinó que una vez restaurado debe ser usado para albergar oficinas de los tres niveles de gobierno, tomando en cuenta factores como su buena ubicación y el tamaño de su estacionamiento.

“La idea es que respeten lo emblemático de la ciudad, es un edificio de principios del siglo XX, arquitectura Art Decó, lo ves desde la carretera, lo ves por la laguna, por todos lados lo ves, ojalá las autoridades lo rescataran”, dijo.

Recordó que el inmueble ha permanecido abandonado desde hace unos 35 años, tiempo en que los gobiernos se han olvidado de darle mantenimiento, “ojalá se utilice en oficinas de las instancias de gobierno estatal, municipal y federal, que rentan por todos lados, en lugar de pagar rentas hay darle mantenimiento porque cabrán muchas oficinas”.

Comentó que al igual que los mercados está catalogado como un inmueble histórico que es “rescatable, usable y está en muy buen lugar”.