Ramiro Hernández apoya a los vecinos de El Santuario

Por los daños en casas de la zona por las obras de la Línea 3.
Se quejan por cambio de rutas.
Se quejan por cambio de rutas. (Alejandro Acosta)

Guadalajara

El presidente municipal de Guadalajara, Ramiro Hernández García, está de acuerdo con la propuesta que hicieron los vecinos del barrio del Santuario para reordenar las rutas de camiones, pues se quejan de que por la calle Santa Mónica pasan 17 rutas de transporte público.

Los vecinos se han quejado de que el paso de los camiones, que fueron desviadas de la avenida Alcalde debido a las obras del la Línea 3 del Tren Ligero, mantiene la estrecha calle muy congestionada y les ha quitado la posibilidad de estacionar sus autos fuera de su casa, además de que temen que se deteriore la estructura de las casas.

El alcalde dijo que habría que reubicar las 17 rutas que pasan por la calle Santa Mónica, “me parece que concentrarlas en una sola calle es inconveniente, tan inconveniente que ha generado reacciones de inconformidad como las que ya conocemos”.

Consideró que en conjunto con la Secretaría de Movilidad habría que buscar otras rutas para los camiones públicos, “lo saludable es que viendo opciones, sí se haga una redistribución de las mismas; quienes se transportan en estas líneas tendrán que caminar unas cuadras más, pero son molestias que todos tenemos que vivir, y hay que tratar de que sean las menos posibles”.

Ramiro Hernández dijo que se estableció el compromiso para reunirse con las autoridades de la Secretaría de Movilidad para hablar respecto al flujo vehicular, al uso de las calles y a la reubicación de líneas de transporte público, “es un tema en el que estaremos atentos para buscarle solución. Lamentablemente es consecuencia de una obra importante para la ciudad. Pero queremos que haya las menos molestias posibles para los vecinos”.