La RATO refuta al supuesto dueño de predio del Palcco

Es falso el contrato de compraventa, dice el apoderado legal de la asociación, Salvador Jiménez.

Guadalajara

Luego que Héctor Marcos Medina Orendáin, quien se ostenta como dueño del terreno en donde se ubica el Palacio de la Cultura y las Comunicaciones (PALCCO) promovió una demanda de amparo en contra de la adquisición del predio por parte de la Asociación Civil, Radio Difusoras y Televisoras de Occidente (RATO), Salvador Jiménez Lozano apoderado legal argumentó que los documentos presentados por el presunto afectado son falsos y contienen serias irregularidades.

La demanda fue presentada el 19 de agosto de 2014 a las 09:00 horas ante el Juzgado Quinto de Distrito en Materia Civil, por considerar que fue despojado del terreno ubicado en la Avenida Central 375, Col. Residencial Poniente, en Zapopan, donde se encuentra en construcción el inmueble propiedad de RATO.

De acuerdo al representante en un escrito presentado ante el juzgado, existen inconsistencias entre las características del terreno al que se alude en el supuesto contrato de compraventa presentado y al que se hace referencia en la demanda de amparo interpuesta por Héctor Marcos Medina Orendáin.

Otros elementos aportados por Jiménez Lozano como respuesta a la demanda son alteraciones a la supuesta copia certificada con la que se pretende reclamar la posesión legal del terreno. Algunas de ellas son, la alteración de la fecha de la supuesta compra, pues se describe que en un inicio fue en 1962 y la fecha final fue alterada a 1982.

Agrega que el documento carece de certificación notarial por lo que queda en una copia simple “y, por ende carente de validez y eficacia para con el pretender de la parte quejosa, el interés jurídico que cita y/o menciona la demanda de amparo” establece la contestación hecha al juzgado.

En la demanda ante el Juzgado del cual MILENIO tiene una copia, Medina Orendáin, hace referencia al contrato de compraventa celebrado con el señor a J. Guadalupe Sánchez López en enero de 1982, en donde se establece que el pago por el predio antes mencionado ascendió a los 5 millones de pesos. Asegura el quejoso que en su momento Sánchez López se comprometió a escriturar a favor del comprador, sin embargo esto no ocurrió como el mismo demandante lo reconoce.

Como pruebas a favor de RATO, el representante legal aportó copia certificada del juicio civil ordinario 1262/2007 en donde en ningún momento Medina Orendáin aparece como propietario del predio ante el Registro Público de la Propiedad. Además ofreció informe de la Dirección de Catastro y de Obras Públicas del ayuntamiento de Zapopan respecto al predio antes mencionado.