Quitan “tabla de salvación” a maestros

Aunque en marzo el Congreso autorizó que los maestros que reprobaran examen podían seguir con su plaza, hoy derogaron artículos transitorios, para evitar una controversia.
Se reanudaron las clases de los tres niveles básicos.
Si los mentores no aprueban, perderían la plaza. (Sergio Enrique Guajardo)

Monterrey

El Congreso del Estado aprobó este lunes la derogación de los artículos transitorios de la reforma educativa, que garantizaban a los maestros sus plazas laborales pese a reprobar la evaluación magisterial, lo que dejó “raspadas” las relaciones entre el Partido Nueva Alianza y el PRI.

Ante la posibilidad de que el Estado de Nuevo León enfrente una controversia constitucional, diputados locales negociaron y aprobaron en “fast track” una propuesta de modificación a la Ley de Educación del Estado, lo que mantuvo suspendida la sesión de Pleno de este lunes por cerca de cinco horas.

Se trata de la homologación que los Congresos locales realizaron el pasado mes de marzo a la reforma educativa federal, y en la que hasta el momento cuatro estados se encuentran enfrentando procesos de constitucionalidad debido a que los legisladores excedieron las modificaciones.

En el caso de Nuevo León, los diputados locales aprobaron el pasado mes de marzo la reforma educativa con varias modificaciones que no se incluyen en lo hecho a nivel federal.

La principal: que los maestros que reprueben las tres evaluaciones educativa sean reubicados a otras áreas distintas a la docencia, pero sin perder su plaza, a diferencia de a nivel federal, en donde los docentes que no aprueben estas exámenes, pierden su plaza.

Ante esta situación, y previendo una controversia, la bancada local del PAN presentó una iniciativa para derogar cerca de cuatro transitorios de la reforma aprobada en Nuevo León, incluido el antes mencionado, propuesta que fue turnada a la Comisión de Legislación, la cual, con carácter de urgente, citó a reunión dejando en receso la sesión de Pleno.