REPORTAJE | POR SANDRA SOSA

“Quiero conocer a la mujer que me dio la vida”

Juan ángel hernández- Joven maderense que perdió la vista al año de vida

Con estudios hasta secundaria ganó el primer lugar, entre 25 inventores, al crear un jabón con múltiples beneficios.

Madre e hijo han buscado la solución al problema visual.
Madre e hijo han buscado la solución al problema visual. (Jesús Jiménez)

Ciudad Madero

Me quedé ciego… quiero conocer a mi madre.

Juan Ángel Hernández es un joven de 24 años, que al año de vida perdió la vista a causa de la denominada catarata congénita, a ciegas inventó un jabón que proporciona beneficios para el cuero cabelludo.Ha recorrido con el apoyo de su madre, todos los hospitales públicos y privados de la zona y debido a que es alérgico a todo tipo de anestesia, médicos especialistas le han negado una intervención quirúrgica que le permita al menos conocer a quien le dio la vida.

Al enterarse de que el DIF de Ciudad Madero en coordinación con el instituto de la visión en Montemorelos, Nuevo León, llevaría  a cabo la campaña oftalmológica donde estarán atendiendo a pacientes que presentan problemas de cataratas, la señora tomó de la mano a su hijo y lo llevó para que le efectúen los estudios.

Sumamente consternado por la situación que ha vivido y al conocer que este día habría una campaña oftalmológica surgió una nueva esperanza, para cumplir con su sueño más anhelado;  ser abogado  y ayudar a los más necesitados.

“Lo que más deseo en la vida, es poder ver a mi madre, a la mujer que me dio la vida y que ha dado todo para que yo salga adelante, quizá para muchos no les resulte importante lo que un ciego pueda sentir y podemos ser hasta causa de burla, pero mi intención es continuar, que alguien me ayude con la operación que creo que es lo que me ayudará a salir adelante”, dijo.

Hace un par de años, dentro de un grupo de 25 inventores, siendo el único invidente, Juan Ángel logró obtener el primer lugar tras haber creado un jabón con múltiples beneficios, este muchacho solo pudo estudiar hasta el nivel secundaria, ya que en la zona no existen instituciones educativas que impartan estudios a nivel preparatoria con el sistema braille.

“Este jabón evita la caída del cabello, las personas que lo usen no tendrán orzuela, proporciona brillo y no es costoso como otros jabones que se venden en el mercado, sé que puedo hacer mas, lamentablemente ya no puedo continuar con mis estudios no porque yo no quiera, sino porque en la zona no existen preparatorias con sistema braille”, indicó. 

La madre, de Juan Ángel Hernández, es una persona de la tercera edad, que teme dejar solo en la vida a su hijo, ha visitado todos los hospitales, donde le informaron que no existe ninguna posibilidad para que el joven pueda ver.

“Yo espero que mi hijo vuelva a ver antes de que yo muera, porque es muy inteligente, muy estudioso y pues se quedará completamente solo porque su padre nos abandonó, yo quiero que se pueda desenvolver y continúe con su vida como otras personas que si ven, ya me dijeron que sí hay una esperanza ”, aseveró.

Cuando la catarata está afectando al desarrollo visual del niño debe operarse cuanto antes, lamentablemente Juan Ángel, es alérgico a la anestesia, sin embargo ha escuchado que la tecnología ha avanzado y se puede intervenir sin necesidad de utilizar medicamentos.

La cirugía de la catarata no está exenta de complicaciones y riesgos, por eso se prefiere una actitud expectante en los casos con buen desarrollo visual a pesar de que tengan catarata.