REPORTAJE | POR REYNALDO GUTIÉRREZ

“Quiero que lo atiendan, no excusas ni pretextos”

Arturo Nájera Méndez- Accidente de trabajo le provoca un tumor en el cerebro

El joven requiere de radioterapia, pero el Canseco no tiene equipo y el de Ciudad Victoria no funciona, dice subdirector.

Familiares del joven piden la ayuda de la ciudadanía.
Familiares del joven piden la ayuda de la ciudadanía. (Cortesía )

Tampico

La vida de Arturo Nájera Méndez, de 32 años de edad, ha cambiado radicalmente desde que sufrió un accidente de trabajo, sobreviniéndole un tumor en la cabeza, lo que a la fecha lo mantiene internado en el Hospital civil Carlos Canseco de Tampico; una de las alternativas es la radioterapia, pero sus familiares no cuentan con el recurso económico.

El viacrucis comenzó en diciembre del año pasado, cuando ingresó por primera vez al centro hospitalario, sitio donde el 20 de enero del 2014 lo sometieron a una operación por el tumor maligno que se encuentra alojado en el cerebro, posteriormente lo dieron de alta, pero los dolores continuaron, por lo que volvió a ingresar al citado nosocomio, donde desde hace un mes permanece postrado sobre una cama.

“Quiero que me le pongan atención, que no me pongan peros ni pretextos, porque eso es lo que me han estado dando todo este tiempo que he tenido aquí a mi hijo, me dicen los doctores que no me lo pueden mandar a Ciudad Victoria, porque el aparato está descompuesto, yo solo pido que me lo atiendan”, clama su madre, la señora Victoria Méndez Ceballos.

Al cumplirse un mes de internado, sus familiares cada vez están más  preocupados, pues temen que ocurra lo peor si no recibe las radioterapias de manera urgente.

El caso del joven Arturo Nájera ha trascendido en las redes sociales, donde la población le ha dado muestras de apoyo a la familia y la única opción es que sea trasladado al Hospital de altas especialidades en Ciudad Victoria o en su defecto a la ciudad de Monterrey para que mediante las radioterapias se pueda reducir el tamaño del tumor.

“Nosotros habíamos tomado la decisión de sacar a mi hermano del hospital y traerlo a la casa, Dios no lo quiera se nos llegue a morir, mejor en el hogar, pero ahora recurro a los medios de comunicación para pedir ayuda de la población y poder sacar adelante a mi hermano, los doctores nos dicen que hay posibilidades de salvarle la vida”, expresó María Isabel Nájera, hermana del paciente.

Es en el área de cirugía, donde Arturo Nájera se encuentra en la cama número 2 del cuarto 210. El subdirector de este nosocomio, Jorge Ariel Cantú Flores, manifiesta que el tratamiento debe ser a base de radioterapias, cuyo costo es de 3 mil pesos por cada sesión, pero es un equipo con el que no cuentan en el hospital.

“Ya tiene dos ingresos en este hospital, desgraciadamente este tipo de tumores son de mal pronóstico, ha regresado con nosotros, nuestro neurocirujano y las autoridades del hospital estamos preocupados y ahora la segunda medida que debemos adoptar es un tratamiento a base de radioterapia, pero lamentablemente no se realiza aquí en el hospital, se tiene que realizar por fuera en un establecimiento particular o enviarlo a Monterrey, según sea el caso”, explicó el subdirector, Jorge Ariel Cantú Flores.

Y es debido a los bajos recursos de la familia, por lo que claman ayuda de la población; no pierden las esperanzas para salir adelante y encontrar muy pronto otra alternativa para que Arturo sea atendido ante este problema de salud que pone en riesgo su vida.