Quiere perredista reabrir planta de cementos en Hidalgo, NL

El diputado Eduardo Arguijo mencionó que estas instalaciones fueron cerradas por medio de un sabotaje en el gobierno de Sócrates Rizzo, perdiéndose muchos empleos.
Eduardo Arguijo
Eduardo Arguijo, diputado local del PRD por el distrito 20. (Foto: Leonel Rocha)

Monterrey

El diputado del PRD, Eduardo Arguijo, presentó un punto de acuerdo para solicitar al Gobierno del Estado que revise el expediente de la planta de Cementos Hidalgo, ubicada en el municipio de Hidalgo, Nuevo León, con la intención de reabrirla.

Durante la reunión de la Diputación Permanente, el legislador comentó que solicita la intervención del Gobierno Estatal para abrir los expedientes y revisar el caso de esta planta que funcionaba mediante una cooperativa y que desde el gobierno de Sócrates Rizzo dejó de hacerlo, por lo que se perdieron muchos empleos.

Según Arguijo, bajo un esquema de sabotaje por parte del Gobierno Federal en el sexenio de Miguel de la Madrid, las empresas de la industria paraestatal, estatal y de cooperativas fueron llevadas a la quiebra de manera gradual.

Así, en 1993 siendo gobernador Sócrates Rizzo, en contubernio con una empresa cementera, ejercieron presiones para arrebatar a los obreros las instalaciones de la Cooperativa Cementos Hidalgo, además de sus yacimientos de materia prima, y con ello dejaron desprotegidas a 800 familias, expuso el diputado.

En el punto de acuerdo, pide la intervención de la Secretaría de Desarrollo Económico de Nuevo León para reabrir esta planta.

"Solicita la intervención de Rolando Zubirán Robert, secretario de Economía del Gobierno del Estado, para que lleve a cabo las gestiones necesarias ante los directivos de Cementos Mexicanos S.A. (Cemex) para poner en funcionamiento la planta de Cementos Hidalgo y de esa manera generar los empleos que la comunidad del municipio de Hidalgo, Nuevo León, demanda.

"Solicita la intervención de la Secretaría de Economía del Gobierno del Estado para abrir los expedientes y revisar el caso de la planta de Cementos Hidalgo y sus yacimientos de 400 hectáreas con el interés de generar proyectos productivos que beneficien a esa comunidad", cita el punto de acuerdo.