Queman patrullas en protesta por ola de secuestros en Cuautlalpa

Habitantes de la localidad también bloquean la autopista México-Puebla.
Unidades de seguridad destruidas.
Unidades de seguridad destruidas. (Cuartoscuro.com)

Chalco

Más de 200 pobladores de la comunidad de San Martín Cuautlalpan, en esta demarcación, quemaron dos patrullas, una municipal y otra estatal, y bloquearon la autopista México-Puebla, en protesta por la ola de secuestros de menores de edad registrada a últimas fechas.

A decir de los manifestantes, una banda opera con toda impunidad en la zona y a últimas fechas se han registrado nueve secuestros, principalmente de menores de edad, cuyos pago de rescates alcanzan hasta un millón de pesos.

Las autoridades reportaron que desde la madrugada los residentes comenzaron a organizarse y que a las 7:30 horas bloquearon la autopista México Puebla, esto ante el rumo de que un secuestrador había sido liberado anoche luego de secuestrar a un menor.

Según versiones de los pobladores recogidos por la autoridad, la patrulla número 433 Chalco llegó a la comunidad cuando los vecinos habían capturado a unos supuestos secuestradores, quienes habían raptado a un menor, pero los tripulantes los subieron a la unidad policiaca y se dirigieron al cerro, donde los liberaron.

La actuación de la policía generó inconformidad entre los vecinos, quienes cerca de las 22:00 horas de ayer prendieron fuego a la mencionada patrulla municipal, reclamando por la detención de los plagiarios.

Posteriormente, otro grupo de vecinos interceptó en la Encrucijada a la unidad 3873 de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, con varios policías a bordo, varios de ellos vestidos de civil, a los cuales bajaron para proceder a incendiar la patrulla.

No conforme con ello, los pobladores la emprendieron a golpes contra los conductores de un vehículo particular, presumiendo que en éste viajaban los secuestradores.

Debido a la situación, fue necesaria la presencia de una mayor cantidad de elementos policiacos estatales y municipales, quienes intentaron dialogar con los vecinos.

Sin embargo, esperando también la llegada del alcalde Francisco Osorno Soberón para reclamar la impunidad policiaca, los pobladores se organizaron y junto con los policías, montaron retenes a la entrada de la población de Villas San Martín para realizar revisiones en los vehículos.

Según los vecinos, el pasado 30 de octubre un menor de nombre, Alfredo, de 13 años de edad, fue secuestrado, pero cuatro días después fue encontrado muerto con huellas de estrangulamiento. El adolescente tenía puesto el uniforme de la secundaria cuando fue asesinado.

La autopista fue liberada ayerhasta que se presentó personal de la Subprocuraduría Regional.