Purgan el Centro de GDL de ambulantaje

Transcurre primer día de operativo antiambulantaje sin confrontaciones ni incidentes, como había ocurrido en pasadas Administraciones.
Algunos comerciantes se instalaron afuera del ayuntamiento, pero sin mercancía.
Algunos comerciantes se instalaron afuera del ayuntamiento, pero sin mercancía. (Nacho Reyes)

Guadalajara

Los gritos de “pásele, pásele” o el anuncio sobre los más recientes estrenos cinematográficos al alcance de “solo diez pesos”, no retumbaron en las calles del Centro tapatío el día de ayer, en su lugar se podían escuchar aspersores, el popotillo raspando el pavimento para retirar las hojas secas y las moto sierras empleadas para dar forma a las crecidas ramas de los árboles, sonidos que marcaron el inicio de la “limpieza de ambulantaje del Centro Histórico”.

A las 4:00 horas de ayer salieron 115 elementos de la dirección de Inspección y Reglamentos acompañados de 200 policías tapatíos con el objetivo de impedir que se instalara comercio ambulante en la vía pública; los puntos de intervención fueron el jardín San Francisco y Aranzazú, las plazas Liberación, Tapatía, Fundadores, Universidad y Guadalajara, le siguieron los andadores Zaragoza, Ramón Corona, Pedro Loza y Morelos, la llamada Calle de las Novias y Colón.

El panorama un día antes apuntaba al conflicto, a la confrontación y al posible uso de la fuerza pública, pues al interior del palacio municipal, 21 ediles votaron por la aprobación de un reglamento, mientras afuera más de 200 personas reprochaban vehementemente al considerarlo un atentado a su estilo de vida sostenido por el ambulantaje y aseguraron que “con policía o sin policía” defenderían su lugar en la calle “con uñas y dientes”.

Pero la limpieza transcurrió en calma.

“La realidad es que hemos recuperado el Centro Histórico con intervenciones y filtros muy específicos, ya de ahí iremos ampliando las zonas y entraremos a puntos más importantes”, señaló Oscar Villalobos, titular de la dirección de Inspección y Vigilancia.

Y es que aunque algunos sectores, incluso dentro de los mismos comerciantes esperaban que la autoridad municipal entrara a la zona de San Juan de Dios y Obregón, donde el último operativo acabó con tres vehículos incendiados en el cruce de Juárez y la Calzada Independencia así como una tienda de conveniencia vandalizada.

Ayer, el gobierno municipal decidió comenzar con zonas menos conflictivas para evitar que la situación se saliera de control, “a fin de cuentas hablamos de un operativo permanente y progresivo, vamos a llegar ahí”, sentenció el titular de Inspección y Vigilancia.

Cerca de las 9:00 horas, instalarse en alguno de los lugares intervenidos por inspectores y policías resultaba ser algo casi imposible, las explanadas fueron invadidas por 500 empleados públicos divididos en 37 cuadrillas.

“Tenemos que dejar el Centro no solo libre de comerciantes, también con mobiliario urbano en buen estado, con poda estética del arbolado, con la limpieza de plazas y reparación de sus fuentes”, explicó Diego Monraz Villaseñor, coordinador de los servicios públicos en la capital del estado.

Para el fin de semana, el Centro de Guadalajara tendrá una cara distinta a la que ha mostrado los últimos años con calles llenas de puestos con comida chatarra o fayuca, de acuerdo con Monraz.

La reacción de los comerciantes que habían advertido que defenderían sus espacios con “uñas y dientes” se vio disminuida con respecto a la que mostraron en días pasados.

Sólo se limitaron a acusar al Ayuntamiento de Guadalajara por la supuesta “desaparición forzada” del esposo de la líder de un grupo de comerciantes Teresa González, por lo que se manifestaron por espacio de dos horas en las que echaron a los niños por delante “quiero mi navidad Alfaro”, fueron algunas de las consignas de los pequeños; finalmente, luego de ser atendidos por Salvador Caro y evidentemente fragmentados, se retiraron, algunos a negociar a las mesas de transición, otros a replantear la estrategia, “vamos a hablar con todos para ver si aceptan las opciones que da el gobierno”, comentó la líder.

El operativo continuará el día de hoy en la misma zona.

Enrique Alfaro, alcalde tapatío, se limitó a comentar en su cuenta de Facebook: “¿Hace cuánto no lo veíamos así, limpio y ordenado? Hoy volvimos a disfrutarlo. Quiero agradecer a los funcionarios del Gobierno de Guadalajara, quienes no han parado todo el día”.

Asistirán a adultos mayores

Invidente y perteneciente al grupo de los adultos mayores, Carlos Avelar es comerciante ambulante desde hace más de cinco años, él y su esposa se sostienen de la venta de “semas” que ellos mismos preparan, fuera de eso no hay pensión, hijos que se encarguen de ellos, no hay ingreso alguno, ni empresa que les quiera contratar. “Qué puedo opinar, que al presidente se le da el voto para que friegue a la gente”, mencionó resignado de entregar su mercancía que consistía en 100 panes que vende por la cantidad de “3 por 10 pesos”. Finalmente el DIF Guadalajara aseguró que atenderá el caso no solo del señor Carlos, sino de todos los adultos mayores y discapacitados que se sostienen del comercio informal, “los vamos a apoyar, vamos a ver en qué programa podemos incluirlos y también ver si pueden entrar en alguna de las opciones del ayuntamiento”, informó Lorena Martínez, presidenta del sistema DIF en Guadalajara.

Los números

172 comerciantes acudieron a la mesa de transición 

9 comerciantes que se instalaron antes del operativo fueron retirados

0 incidentes violentos o confrontaciones

815 servidores públicos participaron en el operativo

500 empleados de servicios públicos

115 Inspectores

200 Policíasmunicipales

 

Fuente: Ayuntamiento de Guadalajara