Capacitan a policías vallartenses sobre reformas a la Ley de Protección Animal

El objetivo es que conozcan los procedimientos y la atención que deben brindar ante una denuncia.
Con esta herramienta legal los policías deberán proceder en contra de quienes ejerzan violencia contra los animales.
Con esta herramienta legal los policías deberán proceder en contra de quienes ejerzan violencia contra los animales. (Cortesía)

Puerto Vallarta

Derivado de la reciente reforma a la Ley de Protección Animal y al código penal en relación a las sanciones para quienes ejerzan maltrato animal, la jefa del Centro de Acopio Animal de Puerto Vallarta, María Guadalupe Dávalos Villaseñor, brindó capacitación a los oficiales de la Comisaría de Policía Preventiva y Vialidad.

El objetivo es que conozcan los procedimientos y la atención que deben brindar ante una denuncia.

Apenas el 29 de mayo pasado fueron aprobadas por el pleno del Congreso de Jalisco, las modificaciones al Código Penal para castigar el maltrato y crueldad hacia los animales; además se reformaron artículos de la Ley de Protección y Cuidado de los Animales, así como de la Ley de Fiscalía General.

Al Código Penal se le adiciona el artículo 306 en el que se establece que quien cometa el delito de Crueldad contra Animales se le impondrán de seis meses a tres años de cárcel y una multa de 200 a mil días de salario mínimo.

El curso será impartido en tres etapas a todos los elementos que conforman la planilla policial, con el objetivo de que la totalidad de la corporación sepa cómo atender éste tipo de problemas y orientar al ciudadano para que se sienta apoyado y que la atención sea acorde a las expectativas que tienen al pedir ayuda.

Dávalos Villaseñor les orientó sobre los procedimientos a seguir cuando una persona es agredida por un animal, la atención que se debe de brindar en tanto llegan los paramédicos o la persona es llevada a un hospital.

Además de que se debe documentar el caso y presentarlo de inmediato al Centro de Acopio Animal para que ahí se encarguen de llevar a cabo la investigación y turnarla al Juez Municipal para el procedimiento que corresponda.

Con esta herramienta legal, los policías deberán proceder en contra de quien ejerza violencia contra los animales y turnarlo ante la autoridad competente para que sea sancionado según cada caso en particular, como una función más de sus labores de seguridad preventiva.