El histórico Puente del Papa

Ricardo Cavazos Galván, entonces tesorero de la administración de Monterrey, aseguró que el puente fue construido a fin de conectar al centro de Monterrey  con el barrio San Luisito.

Monterrey

Edificado en 1976, bajo el nombre del Puente San Luisito, el actualmente conocido como Puente del Papa fue escenario de la primera visita de Juan Pablo II a Monterrey en 1979, y este próximo domingo será sede de la celebración por la canonización del mismo y el papa Juan XXIII.

Este recinto ha soportado la creciente del río Santa Catarina por diferentes fenómenos naturales como el huracán "Gilberto", "Alex" e "Ingrid".

Fue construido para unir al centro de Monterrey, antes de existir las avenidas Constitución y Morones Prieto, con el barrio San Luisito. Se ha edificado en tres ocasiones, cambiando su nombre en cada una de ellas. Los tres primeros puentes eran pequeños y de madera.

El primero se construyó en febrero de 1904, y fue inaugurado el 18 de diciembre de ese año, en la víspera de la navidad.

En 1908 desapareció debido a un incendio que consumió las vetustas maderas que conformaban el paso peatonal.

Sin embargo, en 1909 se vuelve a construir y se le impone el nombre de "Puente Escobedo", pero ese mismo año desaparece tras una inundación.

Ricardo Cavazos Galván, quien fue tesorero de la administración en Monterrey encabezada por Leopoldo González Sáenz, aseguró que esta obra costó alrededor de siete millones de pesos.

El entonces alcalde de Monterrey, en la segunda ocasión que ocupa ese cargo, se propone llevar a cabo esta obra que intentó en 1961 pero que por la falta de tiempo y la escasez de recursos, decía el finado alcalde, no pudo llevarla a cabo.

Fue hasta 1976 cuando el puente se edificó y con el nombre de San Luisito, en honor al primero que así fue llamado y consumido por el fuego.

"El licenciado González Sáenz fue un alcalde visionario, que aunque era de Ciénega de Flores, tenía mucho afecto por la capital de esta entidad y se propuso revivir el Puente San Luisito", indicó, Cavazos Galván.

A partir del 31 de enero de 1979, cuando este puente fue escenario de la primera visita de un Sumo Pontífice de la Iglesia católica, logrando reunir a más de un millón de personas, el puente cambió su nombre a Puente del Papa, en honor a Juan Pablo II.

"Y así fue como durante la visita de Su Santidad, se pudiera celebrar la misa en el mismo, y la gente podría ubicarse en el lecho del río", precisó.

Esta obra, agrega quien manejaba los recursos en esa administración, fue para facilitar la reorganización de los comerciantes ambulantes de la Independencia.

"Incluso se pensó en la posibilidad de habilitar locales encima del mismo, cuando se llevó a cabo ese proyecto, idea que luego fue desechada", recordó Cavazos Galván.

Sin embargo, especificó que cuando se construyó el puente, la intención original era facilitar la comunicación de ambos lados del río en una parte que transitaba gran cantidad de personas para acercarse a sus hogares en la colonia Independencia, Nuevas Colonias y Nuevo Repueblo.

Este próximo domingo, el Puente del Papa vuelve al escenario religioso por la canonización de Su Santidad Juan Pablo II y el papa Juan XXII.

El evento dará inicio a las 17:00 horas y se espera que acudan alrededor de 80 mil personas.

Debido a la afluencia, a partir de las 02:00 del domingo serán cerrados los carriles exprés tanto de Morones Prieto como de Constitución para dar acceso a los feligreses.