Impiden acceso de autobuses al Puente de Ojuela

El gobierno de Durango indicó que ningún medio transporte de pasajeros de grandes dimensiones podrá acceder al monumento histórico, para no poner en riesgo la vida de los visitantes.
El resultado del dictamen de seguridad del Puente de Ojuela será dado a conocer este jueves.
Los autos sí están aurizados a circular. (Nancy Méndez Lozano )

Torreón, Coahuila

Los camiones y autobuses de pasajeros no subirán nuevamente al Puente de Ojuela.

De acuerdo a Alonso Blancas, director de Turismo del municipio de Mapimí, Durango, la orden de las autoridades de gobierno es que ningún medio transporte de pasajeros de grandes dimensiones, podrá acceder al monumento histórico, esto con el objetivo de no poner en riesgo la vida de los visitantes.

"El tramo es de tres kilómetros de pendiente. La carretera de Ojuela es empedrada, no se puede pavimentar, pero sí da un mejor margen de maniobra a quienes se desplazan en automóvil".

"Fue una noticia lamentable a nivel mundial este accidente, por lo mismo no queremos que se vuelva a presentar, por lo que se están reforzando medidas de seguridad para tener cero errores. Con el tráfico de vehículos, poner más señalamientos y sistemas de telecomunicación de vigilancia".

Ante la posibilidad de se reforzar medidas de seguridad en donde sólo se daría paso a unidades que demostraran el mantenimiento de vehículos fue tajante:

"Ni un camión va para arriba. El camión de Chapingo, es de mayor capacidad, muchos camiones han subido muchas veces, pero hay que reforzar las medidas de control", señaló.

Indicó que esta decisión obedece a "instrucciones de nuestros superiores", se trate de un camión viejo, nuevo, moderno, "no vamos a poner en riesgo la vida de ningún visitante".

Destacó que contrario a lo que muchos esperaban, tras el accidente en que murieron varias personas a finales del mes de febrero, la afluencia de visitantes ha tenido un aumento significativo, incluso hasta del 200%.

El año pasado se tuvo un registro de siete mil visitantes y este año se espera la llegada de diez mil visitantes.

Dejó en claro que a diferencia de los camiones de transporte de pasajeros, los carros siguen subiendo.