Puente roto seguirá atorado; surgen nuevos amparos: API

El titular de la Administración Portuaria Integral en Altamira, José Carlos Rodríguez dijo que el litigio aún continúa, por lo que la rehabilitación tendrá que pasar a manos de la siguiente ...
La zona ha sido escenario de incontables accidentes, algunos de ellos mortales.
La zona ha sido escenario de incontables accidentes, algunos de ellos mortales. (Yazmín Sánchez)

Altamira

El problema legal del Libramiento Altamira denominado "Puente Roto" con el Puerto Industrial, pasará a otra administración estatal ya que no se ha emitido un fallo tras la demanda contra la empresa constructora Dufrosa, quien en todo momento aprovecha para ampararse y ha echado mano de nuevos recursos buscando protección de la justicia federal para evitar acciones en su contra.

Han transcurrido 6 años de que la obra registró fallas en su construcción, lo que derivó la suspensión a la circulación vehicular.

José Carlos Rodríguez Montemayor, director de la Administración Portuaria Integral de Altamira (API) manifestó que continúan en litigio, no ha habido avances que permitan rescatar el proyecto y por tanto no se podrán efectuar trabajos de rehabilitación sobre la carretera Tampico-Mante y el asunto quedará en manos de la siguiente administración en Tamaulipas.

"Es algo que no está en nuestras manos, sigue en tribunales y mientras no exista un fallo no se puede reparar, se encuentra en los juzgados y seguimos esperando, no se le puede meter mano porque no tenemos la orden del juez, el gobernador nos está apoyando con el tema legal, para tratar de destrabar este asunto, pero en resumen el estatus legal es el mismo, y sabemos que han metido nuevos amparos", refirió.

No obstante, el deterioro que registra el tramo vial, a la altura del kilómetro 34 de la carretera Tampico- Mante, justo donde se encuentra el Puente Roto ha sido sinónimo de constantes accidentes automovilísticos, transportistas de la zona sur advierten que ha sido un grave problema circular sobre esa rúta.

Jesús López Sandoval, presidente de la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos (Conatram), indicó que el problema es que el puente roto se encuentra abandonado, desde hace más de 6 años y no se ha logrado reestructurar.

Ante la falta de luminarias, la Comisión Federal de Electricidad se comprometió a iluminar ese tramo carretero, para evitar más accidentes, incluso los transportistas se sumaron al operativo escalón de la Policía Federal Preventiva (PFP) para brindar seguridad a los camioneros hacia Ciudad Victoria, sin embargo CFE no llevado la luz y es lo que hace el panorama más peligroso.

"No deja de ser una problemática, no solo para los transportistas, también para los concesionarios de las diferentes rutas, es un problema social, afecta al turismo y la gente que se traslada a las diferentes fuentes de empleo, quienes tienen que salir a la capital del estado para realizar algún trámite, no sabemos qué está pasando, la API no se ha hecho para atrás, se me hace que lo que quieren hacer es dejar pasar el término de ley, para después buscar la forma de derrumbar el puente y volver a hacerlo", expresó.

Luis Manuel Navarro, abogado del sur de Tamaulipas, señaló que un litigio no puede durar tantos años como ha ocurrido con este proyecto, lo que ha faltado es impulso de procedimiento procesal para que este asunto pueda terminarse.

"Se puede ejecutar en su momento en sentencia condenatoria por el Juez de lo Civil o Penal según corresponda, se puede exigir a la empresa contratada que cumpla con lo establecido o en su defecto pague los daños ocasionados".

Desde su punto de vista, no ha habido voluntad, y corresponde a los abogados del gobierno que impulsen el procedimiento, saquen la sentencia y ordenen el pago de los daños y perjuicio por el incumplimiento de contrato.

"Ya han pasado muchos años, cuando ya está iniciado el juicio no se puede detener, lo único que ha pasado es falta de impulso procesal de parte de los abogados y de voluntad", refirió.

El director de recinto portuario, dijo que ante la imposibilidad de realizar algún trabajo de reparación en el referido puente, por el litigio en que se encuentran desde el año 2010, solo se realizan trabajos de mantenimiento en las laterales a la obra, ya que el proceso se ha tardado.

"Lo que pasa es que ellos (la empresa constructora) se van al amparo una y otra vez y se defienden y nosotros de igual forma nos defendemos, es una bronca que esperamos pronto se resuelva, recibimos el apoyo del gobierno del estado y el gobierno federal, pero como son instancias diferentes estamos atorados", aseveró.

Fue en el año 2012 cuando la Administración Portuaria Integral de Altamira (API) interpuso una denuncia en contra de la constructora "Dufrosa" quien fue la encargada de ejecutar la obra.

El proceso legal se efectuó por no aplicar la fianza de vicios ocultos que asciende a 10 millones de pesos para reparar el terraplén, sin embargo la empresa también presentó sus argumentos, aseguró que el proyecto realizado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) era el que presentaba errores y no la obra.

Lo más grave del asunto, es que desde que el puente fue cerrado a la circulación se han presentado más de cincuenta accidentes automovilísticos con un saldo aproximado de 24 personas muertas.

Su reparación se calcula en un monto superior a los 70 millones de pesos, es decir que el costo total del proyecto se elevaría a 240 millones.

Cabe destacar que el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa inauguró la obra fallida en septiembre de 2010 y fue cerrada en junio de 2011 por fallas estructurales, automovilistas solo disfrutaron de la obra durante seis meses.

El presidente municipal de Altamira, Armando López Flores, insistió en que es urgente se ponga fin al conflicto legal para solucionar el problema que presenta el Puente Libramiento Altamira, ya que la clausura de esta obra ha propiciado accidentes que pone en riesgo a la población y turistas de diferentes estados de la República Mexicana que ingresan al sur de Tamaulipas.