Puente en Leones y Sevilla podría retrasarse por amparos

La regidora priista, Carlota Vargas, señaló que son tres los amparos contra la obra, además, criticó que el pago se haga mediante una APP, pues dijo, incrementaría el costo hasta un 100 por ciento.
El paso deprimido se realizaría de un solo cuerpo en la circulación de poniente a oriente.
El paso deprimido se realizaría de un solo cuerpo en la circulación de poniente a oriente. (Carlos Rangel/Archivo)

Monterrey

El inicio de la construcción del paso a desnivel de la avenida Paseo de los Leones y la calle Sevilla que pretende realizar el municipio de Monterrey podría retrasarse, luego de que se interpusieron tres solicitudes de amparo en contra de esta obra, reveló el grupo de regidores del PRI.

La edil Carlota Vargas Garza comentó que son dos particulares y una inmobiliaria quienes se opusieron ante la autoridad judicial.

En ese sentido, dijo que los regidores además critican que el pago de esta joroba sea mediante el esquema de aportación público privada (APP), pues consideran que esto incrementaría el costo hasta en 100 por ciento.

"El puente que se autorizó en Leones, el segundo puente, el de Sevilla, no está en el Plan de Desarrollo Urbano, aparte se hace por una APP, lo cual aumenta increíblemente su costo.

"Las APP son más caras porque tienen riesgo, aquí no tienen riesgo porque el Municipio de Monterrey les va a pagar rigurosamente el dinero sin que ellos tengan que hacer nada, ese puente no genera ingresos tampoco, en todo caso hubieran hecho las luminarias con APP, pero un puente de ese tipo pues no tiene razón para hacerse una APP, y el costo aumenta tremendo", asentó la Vargas Garza.

El grupo de regidores del PRI externó su preocupación debido a las tres solicitudes de amparo que tres particulares ya ingresaron referentes a esta obra, pues el temor es que estos recursos sean aceptados y se dispare el costo de la construcción.

"Hay muchas razones que nos preocupan, además hay tres amparos, en contra de este puente, qué tal que les dan la razón (a los particulares) y disparan la obra; no tenemos información, no podemos nada más venir a sentarnos, levantar la mano y decir que todo está bien, nuestra función es vigilar la buena administración, el buen uso de los recursos", comentó la regidora priista.

Vargas Garza dijo que el costo inicial del puente iba a ser de 77 millones de pesos, pero se modificó y aumentó más de 90 millones de pesos. A eso hay que añadirle los intereses por tratarse de un esquema de APP, lo que llevaría a elevar el costo a más del doble, señaló la edil del PRI.

Este paso a desnivel está planeado para realizarse de un solo cuerpo en la circulación de poniente a oriente.

La obra se contempló, en un principio, para construirse en el cruce de Paseo de los Leones y Estrellas, pero el municipio optó por realizarla en el cruce de la citada arteria con la calle Sevilla.

Según se explicó, se hizo este cambio ya que esto haría más económica la obra y resolverá la problemática de la vialidad en ese punto.

A finales de mayo, la alcaldesa regiomontana, Margarita Arellanes Cervantes, defendió el esquema de APP para esta obra, al señalar que se hizo en base a estudios que privilegian los intereses del Ayuntamiento.

"Lo que se ha cuidado muy bien es el esquema financiero, se ha cuidado la tasa que pudiera ser a veces en ocasiones excesiva y en este caso se hizo por parte de Tesorería, pues todo un análisis y se hizo también buscando que sea solvente para las finanzas del municipio", declaró la presidenta municipal.

El proyecto beneficiará al sector poniente de Monterrey, donde se concentra casi un 60 por ciento de la población de este municipio.

Discuten por tema de alcohol

El incremento en la expedición de anuencias municipales para la venta de alcohol provocó la discusión en el Cabildo de Monterrey durante la sesión de este jueves.

En la discusión, en la sala de sesiones del Palacio Municipal, salió a relucir que en lo que va de la presente administración se han otorgado 245 permisos para abrir negocios de venta de alcohol, de acuerdo a la denuncia de los regidores priistas.

Los ediles panistas respondieron que este dato es correcto, pero que el aval final lo da el Gobierno de Nuevo León, por lo tanto si existen esas licencias es porque la autoridad estatal les dio el visto bueno.

"(Exhortamos) a que hagamos un análisis sin violentar la ley, a hacer los requisitos que están ya expuestos, verlos con detenimiento", dijo el regidor Arturo Pecina.