REPORTAJE | POR JESÚS ALBERTO GARCÍA

“Puedes lograrlo siempre y cuando tengas el ánimo”

Joel-Integrante de Voluntad Sin Límites

Ha dejado atrás los malos tratos que recibió durante la juventud, o incluso en estos tiempos, ya que su motivación es salir adelante pese a sus capacidades, pues señalan que cada día es una lucha constante por vivir.

Joel Osorno dice que la música es su vida entera.
Joel Osorno dice que la música es su vida entera. (Jesús Jiménez)

Tampico

El amor a la música ha sido el motor para que el joven de 21 años Joel Osorno, débil visual, tenga la motivación de salir adelante como parte del grupo Voluntad Sin Límites, el cual considera como el empuje para realizar lo que más les gusta, que es cantar y tocar el teclado. Originario de Pueblo Viejo, Veracruz, el joven que no ve nada con el ojo izquierdo y que solamente tiene el 10 por ciento de visibilidad en el ojo derecho, recuerda como hace cinco años atendió la convocatoria para formar un grupo de personas con discapacidad.

“Empecé por el 2009, escuché unas convocatorias de que buscaban un tecladista. Yo no sabía tocar, bueno, sí tocaba el teclado pero líricamente y pues me animé con don Roberto Ruiz y luego entré. Ahora ya son cinco años en Voluntad sin límites”, declaró.Señala Joel, con voz firme y segura, que él decidió atender la invitación a formar el grupo porque siempre, toda su vida ha estado involucrado con la música por gusto propio, pues de niño lo que más quería hacer era cantar.

“Como son personas con discapacidad me animó a estar con el grupo, como me gusta la música, soy apasionado de la música y pues es una alegría estar aquí con todas esas personas, haciendo lo que más nos gusta”.

Relató que desde que tenía ocho años y cursaba la primaria le gustaba el canto y la música, e inclusive recordó cuando le regalaron un teclado de juguete, el cual llevaba para todos lados al convertirse en su objeto preferido.

Sin embargo, ya en la secundaria las cosas no fueron tan felices para el músico por gusto y convicción, ya que los adolescentes suelen ser muy crueles, sobre todo, con todos aquellos compañeros que son “diferentes”, refiere el joven.

“Gracias a Dios con el apoyo de mis padres siempre he estado fortalecido, impulsado en el ámbito musical, de hecho, en la secundaria sí hubo discriminación de algunos compañeros pero ya quedó atrás, ahora estoy disfrutando de la música”, recordó.

Actualmente el joven de 21 años debería estar estudiando una carrera universitaria; sin embargo, debido a su debilidad visual abandonó sus estudios cuando apenas cursaba la secundaria, debido que su condición empeoraba cada vez más.

“Estudiaba la secundaria, solo que en los estudios forzaba mucho más la vista y me estaba dañando poco a poco y existía la posibilidad de quedar completamente ciego… por lo mismo que era una dificultad”, cuenta el joven parado frente a un teclado.

Aunque en este momento está viviendo una etapa en la que se ha superado, Joel no descarta continuar sus estudios después de haberlos abandonado cuando apenas cursaba la educación secundaria.

“En estos momentos con los sistemas, con la tecnología y la estructura braille que está avanzando, me motivaría regresar a estudiar”, aseveró el músico veracruzano.

Con la autoridad de dar un mensaje a los jóvenes, indicó que “la discapacidad no importa, las barreras, el impedimento de hacer las cosas quedan de lado. Puedes lograrlo siempre y cuando tengas el ánimo y el apoyo para salir adelante”.