Puebla se alista ante eventuales fenómenos meteorológicos

Conagua pronostica la primera Depresión Tropical de la temporada 2014.
La capital poblana podría amanecer con un ambiente húmedo.
La capital poblana podría amanecer con un ambiente húmedo. (Foto: Andrés Lobato)

Puebla

La Secretaría General de Gobierno (SGG), encabezada por Luis Maldonado Venegas informa, a través de la Dirección General de Protección Civil Estatal (DGPCE), que de acuerdo con el último reporte de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) se prevé, para mañana 7 de mayo, lluvias fuertes de 25 a 50 mm en el Estado de Puebla y entidades como Coahuila, Nuevo León, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Estado de México, Distrito Federal, Tlaxcala, Veracruz y Oaxaca.

Lo anterior, debido a un centro de baja presión ubicado en el Océano Pacífico, cuyo pronóstico estima que pueda convertirse en la primera Depresión Tropical de la Temporada 2014 de esta región, localizándose al filo del medio día aproximadamente a 345 kilómetros al sur de Colima y Jalisco. El sistema podría convertirse en Tormenta Tropical durante la tarde.

Este fenómeno y la combinación con la línea de inestabilidad que se ubicará en el estado de Coahuila favoreciendo vientos fuertes, provocarán dichos fenómenos meteorológicos.

Asimismo, Conagua menciona en su reporte que, para el 8 de mayo, la posible depresión o Tormenta Tropical en el Océano Pacífico se ubicará sobre las costas de Colima y Michoacán, debilitándose rápidamente una vez que ingrese en el territorio nacional, en el transcurso de ese día.

Sin embargo, mantendrá potencial de lluvias fuertes de 25 a 50 mm para Puebla y en los estados de Nuevo León, San Luis Potosí, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Estado de México, Distrito Federal, Tlaxcala y Veracruz.

Al respecto, el titular de la DGPCE, Jesús Morales Rodríguez, comentó que Puebla está coordinada con Conagua, con el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), y con los municipios para resolver posibles contingencias.

Enfatizó que el Gobierno del Estado de Puebla, mantiene una estrecha comunicación con la Federación para temas de alertas, logística y acciones diversas.

Las recomendaciones para la población son estar atentos a la información oficial, no resguardarse bajo estructuras metálicas o árboles, así como no permanecer a cielo abierto.