Proyectan trasplantes de islotes pancreáticos para la cura de diabetes

En Guadalajara este tratamiento se realiza solo de manera experimental.

Guadalajara

Con el objetivo de aplicar de manera clínica la técnica de trasplantes de células de islotes para la cura de la diabetes en México, Jorge David Rivas Carrillo, académico del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) desarrolla una investigación sobre dicho tema que lo llevó a ganar el pasado mes el premio a la mejor investigación en el XXIII Congreso Latinoamericano y del Caribe de Trasplante.

Rivas Carrillo, precisó que su estudio que lleva por nombre “Facilitamiento del injerto de islotes pancreáticos cubiertos con células endoteliales expandidas in vitro como estrategia de éxito en el trasplante de islotes pancreáticos”, busca que este tratamiento deje de ser experimental en algunos grupos del país, principalmente en Guadalajara. 

“El objetivo del proyecto es incrementar la tasa de éxito en el trasplante de islotes, que es el tratamiento actual para la cura de la diabetes. Este tratamiento no existe actualmente en el país de manera clínica; de manera experimental existen algunos grupos, entre ellos el nuestro aquí en Guadalajara, que lo estamos haciendo”, explicó.

Los islotes son células que se encuentran en todo el páncreas, las cuales contienen células beta que producen insulina, hormona responsable de regular el nivel de azúcar en sangre. En la diabetes tipo 1, las células beta del páncreas dejan de producir insulina, razón por la que las personas con este padecimiento deben tomar diariamente esta hormona, considerablemente cara, para poder vivir. Sin embargo, este tratamiento implicaría que las células de los islotes trasplantadas puedan continuar el trabajo de las células destruidas y comenzar a producir y liberar insulina, logrando que las personas con esta patología vivan sin tener la necesidad de aplicarse inyecciones diarias. 

El académico destacó que el trabajo de investigación se realizó en conjunto con la Universidad de Kioto en Japón y colaboradores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y de la Universidad Autónoma de Aguascalientes. Además, agregó que durante el Congreso nació la oportunidad de ampliar el análisis con distintas universidades reconocidas a nivel mundial, tales como, la Universidad de Miami, la de Pittsburgh, Tokio y la de Upsala en Suecia. 

A principios del año entrante será cuando los resultados de la primera fase de su investigación se publiquen en la revista de la Sociedad Internacional de Trasplantes.