Ex empleados de Monterrey exigen pagos de finiquitos

Una decena de ex trabajadores exigieron a la alcaldesa Margarita Arellanes la liquidación pendiente luego de ser despedidos hace unos meses.
Los protestantes amenazan con permanecer en el lugar hasta que reciban supago, además de permanecer en huelga de hambre.
Los protestantes amenazan con permanecer en el lugar hasta que reciban supago, además de permanecer en huelga de hambre. (Carlos Rangel)

Monterrey

Ex empleados del municipio de Monterrey reanudaron este jueves su protesta por la falta de pago de sus finiquitos.

Al menos una decena de ex trabajadores exigieron a la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, cumplir con la liquidación pendiente al despedirlos hace unos meses.

Entre los ex empleados se encuentran Sandra Rodríguez, Torian Cruz Moreno y Marcelo Antonio Cruz, quienes fueron despedidos en abril pasado de la Central de Radio del C4.

Rodríguez mencionó que por su labor en dos años tres meses, el municipio de Monterrey le debe 32 mil pesos.

"Ya nos dijeron que apenas están pagando a los que despidieron en el mes de mayo, creo que me voy a tener que esperar otros dos meses", destacó la ex burócrata del C4.

Vicente González, ex chofer del DIF de Monterrey, señaló que también fue despedido tras 5 años de trabajo y mientras estaba incapacitado por un accidente.

"Nada más me reajustaron, estoy batallando para el finiquito y las cuentas nada más no son claras. Lo que me comentaron es que eran 17 mil pesos y que en unos cuatro o cinco meses me daban el finiquito", refirió.

Virgilio Contreras, ex trabajador del departamento de Auxilio Vial, decidió reanudar la protesta por el pago de su finiquito con una caminata de 24 horas.

"Nos comentaron que no hay recursos económicos, nos engañaron. Aunque nos dijeron que firmando nos iban a entregar el cheque, hay gente que está desde enero y no han pagado.

"Exigimos a la alcaldesa Margarita Arellanes, que ella como jefa y administradora de los recursos financieros, que es la responsable, que nos pague, nosotros no tenemos la culpa de su mala administración", dijo Contreras.

Otro de los ex empleados de Policía, Antonio Lugo, se plantó en los bajos del Palacio de Cristal para continuar con su segundo día en una huelga de hambre hasta que no le paguen su liquidación, la cual asegura sobrepasa los 20 mil pesos.

A Lugo lo acompañó su esposa con una casa de campaña para quedarse a dormir hasta que la alcaldesa de Monterrey les pague.

En la explanada del Palacio de Monterrey también protestó Carmen Guadalupe Mercado, ex promotora del Programa Acción Comunitaria (PAC), a quien le deben un estimado de 20 mil pesos.

Aunque los empleados buscaron hablar con la alcaldesa, se les negó el acceso al primer piso del Palacio de Cristal donde se llevó a cabo una sesión de Cabildo.