Transportistas de Ensenada protestan en estación de Pemex

En contra de las políticas económicas que el gobierno federal ha implementado a través de la paraestatal, y que aseguran afecta la economía del sector
Manifestación
(Milenio Digital)

Ensenada

Transportistas de todas las modalidades se manifestaron frente a las instalaciones de almacenamiento de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Ensenada, para protestar contra las políticas económicas del gobierno federal.

Poco más de 300 camiones hicieron una caravana hasta apostarse en el carril de acotamiento frente al edificio ubicado en el Sauzal, lo que afectó el tránsito vehicular  por la carretera Ensenada-Tijuana.

Durante la marcha se observaron  unidades de transporte de agua, taxis, camiones escolares, de trabajadores de maquiladoras y del campo, que portaban  mensajes con la leyenda "Alto al aumento de combustible".

Armando Gutiérrez Guerra, coordinador de la Unión Estatal de Transportistas, quien entregó un documento en la superintendencia de Pemex, informó que en los últimos meses la situación económica del sector empeoró considerablemente.

El motivo, dijo, es la homologación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) al 16 por ciento, junto con el incremento paulatino del costo de los combustibles que han dejado a los transportistas en una situación de “desesperación”.

“Han venido las políticas económicas del gobierno federal vía Pemex, de los incrementos cada mes. Primero eran 8 centavos y ahora tenemos dos años con 11 centavos por mes. El detalle es que el costo operativo de nuestro sector de transporte es de 40 o 50 por ciento el principal insumo es el combustible y ¡ahí! estriba lo difícil que está el seguir operando en estas condiciones”, alertó.

Para evitar el alza en las tarifa del transporte público y de carga, el representante buscará subsidios por parte del gobierno del estatal y municipal, de lo contrario, tomarán otras medidas que les ayuden a salir de la crisis económica.

La caravana salió a las 10:00 horas de la playa municipal de este martes, pasó por el bulevar Costero,  tomó la carretera hasta llegar a la estación de la paraestatal, donde estuvieron por un lapso de 40 minutos para después regresar a las actividades cotidianas.