Protestan contra línea que abastecerá de agua al DF

Integrantes del Frente de Pueblos Mazahuas realizaron una protesta frente a la Legislatura local para exigir que no realicen esta obra, pues podrían llevarse el recurso sin pagarlo
Amenazaron con cerrar válvulas de la Planta de Berros.
Amenazaron con cerrar válvulas de la Planta de Berros. (Enrique Hernández)

Toluca

Los gobiernos federal, estatal y municipales acodaron llevar a cabo la tercera línea de agua desde la Planta Potabilizadora de Berros -ubicada en Villa de Allende- hasta el Distrito Federal, a través de la cual se pretende trasladar el vital líquido a la capital del país sin pagarlo, acción que fue cuestionada por integrantes del Frente de Pueblos Mazahuas, quienes amenazaron con concretar un nuevo cierre de las válvulas de la planta.

El presidente de la mesa directiva de dicha agrupación, Manuel Araujo reclamó, junto con un grupo de personas que se manifestaron frente a la Legislatura del Estado de México, que esta acción ha ocasionado también la tala de al menos 50 mil árboles.

Pidieron a los diputados que integran la comisión de Recursos Hidráulicos, que den a conocer qué han legislado para la realización de obras en la zona indígena, sobre todo en el Cutzamala, donde siguen extrayendo el agua, mientras que una gran parte de las comunidades aledañas permanecen sin el líquido.

"La organización tiene un padrón de 3 mil habitantes que solo están a la espera de sumarse a esta lucha...Ahorita solo viene una comisión pero cuando sea necesario parar las obras, la gente está decidida para apoyar", señaló Manuel Araujo.

Insistieron en que si el gobierno no toma cartas en el asunto, hay 28 puntos vulnerables donde se puede cortar el agua, afectando tanto al Estado de México como al DF.

El presidente de la agrupación expresó: "quieren comenzar la construcción de la línea en estos días, pero deben estar aprobados los recursos para la zona".

Recordó que el Sistema Cutzamala fue creado para abastecer a un ritmo de 21 metros cúbicos por segundo; ya cumple con 14 y posiblemente la tercera línea sea para trasladar a la ciudad vecina los siete restantes.

Los afectados, en caso de concretarse estas obras, ascenderían a millón y medio de personas, ya que se han talado más de 50 mil árboles, lo que implica un daño ambiental y ecológico.

"Tenemos 11 años en la lucha, hoy estamos manifestándonos porque hemos tenido reuniones y no han cumplido con los acuerdos", concluyó el inconforme.