Protestan bajo el lema “El amor no se cura”

Colectivo LGBTTTI acude al Club Palestino y muestra rechazo a la plática de Richard Cohen del tema de reorientación sexual.

San Pedro Garza García

La movilización por la conferencia del terapeuta norteamericano Richard Cohen, autonombrado ex gay y autor de varios libros sobre terapia de reorientación sexual, provocó una manifestación pacífica por parte del colectivo LGBTTTI y una contraconferencia sobre el origen biológico, psicológico y psiquiátrico de la homosexualidad.

Al menos 40 jóvenes se dieron cita después de las 17:00 en las afueras del Club Palestino Libanés, ubicado en la avenida Gómez Morín, con una bandera de arcoíris de 50 metros de longitud que ubicaron en la banqueta y pancartas con la leyenda "El amor no se cura".

Elementos de la Policía y Tránsito de este municipio se dieron cita afuera del establecimiento, sin embargo no se presentaron incidentes.

Un comunicado emitido por la organización Monterrey Humano señala que el motivo de la manifestación fue denunciar el lenguaje de odio utilizado por Richard Cohen para anunciar su conferencia, el cual sugiere que la homosexualidad puede ser supuestamente curada mediante terapias psicológicas.

"Consideramos reprobable la intención de los organizadores del evento de presentar a Richard Cohen como un terapeuta legítimo, pese a que en 2002 fue expulsado de la American Counseling Association, en los Estados Unidos de Norteamérica, momento desde el cual no posee licencia alguna como médico ni psicoterapeuta".

A 10 minutos de comenzar la conferencia, a la que asistieron un aproximado de 100 personas, Richard Cohen salió de las instalaciones del Club Palestino para hablar con los jóvenes allí presentes.

Portando una charola con donas que ofreció a los asistentes, el conferencista afirmó que no pretendía manifestar ningún lenguaje de odio.

"Yo entiendo su dolor, viví una vida gay durante 30 años y estoy en Monterrey para decirle a toda la comunidad gay que los quiero", expresó.

Discutió durante algunos minutos con organizadores del evento y al final invitó al que quisiera a entrar a escuchar la conferencia.

Cuando le señalaron que no estarían dispuestos a pagar por escucharlo, el conferencista dijo que podrían pasar libremente.

Al filo de las 19:30, en la plaza Fátima, del mismo municipio sampetrino, se llevó a cabo una contraconferencia titulada "Un mismo amor", la cual contó con la participación de biólogos, psicólogos y psiquiatras, quienes abordaron el tema de la homosexualidad bajo una perspectiva científica.