Trabajadores de Monterrey dan tregua y levantan protesta

Horacio Reyes, dirigente del sindicato, dio ultimátum al municipio para pagar a proveedores de la clínica municipal y que abastezcan de medicamento.

Monterrey

Tras paralizar las actividades de la administración de Monterrey por casi dos horas, miles de trabajadores sindicalizados regresaron a sus labores al comprometerse el Ayuntamiento encabezado por la alcaldesa Margarita Arellanes a negociar con los proveedores el abasto de medicamento para la clínica municipal.

Al concluir la reunión que sostuvo en el Palacio Municipal con representantes de la administración, Horacio Reyes Santos, dirigente del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Municipio de Monterrey, dio un ultimátum al Ayuntamiento, ya que si para el siguiente martes no se ha llegado a un acuerdo con los proveedores de la clínica, a quienes según el líder se les adeuda entre 30 y 40 millones de pesos, advirtió que se irán al paro de labores.

"Me están pidiendo de plazo de aquí hasta el lunes, el martes para empezar a pagarle a los proveedores lo que es el servicio médico y otras retenciones que tenemos por ahí, vamos a dar el plazo que me están pidiendo. Son cuatro días. Falta todo el medicamento, no hay medicamento, no tenemos medicamento, ni de hospital, ni nada.

"Se está comprometiendo la gente de la administración a que les demos de plazo por lo menos cuatro días a partir de hoy que es miércoles, jueves, viernes y si acaso lunes y martes, (Si no cumplen) yo voy al paro de labores", declaró Horacio Reyes al salir de la reunión que tuvo una duración de alrededor de 30 minutos.

Expresó que son alrededor de 4 mil trabajadores sindicalizados, que junto con los de confianza, aportan cada quien el 7 por ciento de su salario para el servicio médico y que hay cirugías detenidas por falta de pago.

Según algunos manifestantes, estas aportaciones al mes suman un promedio de hasta 15 millones de pesos.

"Al que le surte el medicamento le deben como 30, 40 millones de pesos, y si no le pagan no surte medicamento, eso es todo. Nosotros tenemos un compromiso con la ciudadanía, tenemos que darle servicio, y si no hay una respuesta de parte de la administración, pues vamos a tomar otra vez los acuerdos en el comité ejecutivo y con el consejo del sindicato para ver las acciones que vamos a llevar a cabo. Todos padecemos el problema de servicios médicos, no hay medicamento.

"Quiero que (los trabajadores) me apoyen en este plazo que yo di, en el entendido que si no cumplen lo que están prometiendo, nos vamos a ir a un paro general de labores para que nos atiendan como debe de ser", declaró.

Alrededor de las 10:20, encabezados por su dirigente, Horacio Reyes, unos tres mil trabajadores sindicalizados se reunieron en las instalaciones del sindicato en la avenida Morones Prieto, en la colonia Independencia, y ahí bloquearon la citada arteria vial durante unos minutos y de esa forma iniciaron su protesta.

Posteriormente, marcharon por Morones Prieto donde generaron congestionamiento vehicular y cruzaron por el puente Multimodal para llegar a Palacio Municipal donde continuaron la protesta, mientras Horacio Reyes se reunía con Miguel Treviño, secretario de Planeación y Comunicación; Jesús Hurtado Rodríguez, secretario del Ayuntamiento, y Julián Hernández, Tesorero de Monterrey.