Protestan meseros; alegan baja en propinas

Uniformados y con pancartas, los inconformes arribaron a las afueras del Congreso y aseguraron que las propinas han bajado entre 70 y 80 por ciento desde que se prohibieron las áreas para fumadores.
Manifestaron que decenas de meseros han perdido sus trabajos a causa de las reformas de ley.
Manifestaron que decenas de meseros han perdido sus trabajos a causa de las reformas de ley. (Syndy García )

Monterrey

Decenas de meseros arribaron este viernes a las afueras del Congreso local para manifestarse en contra del veto realizado por el Estado a las reformas de la Ley Antitabaco.

Pese a que en diciembre de 2015 se habían aprobado cambios a la Ley Antitabaco que permitían regresar las áreas para fumadores, en enero de 2016 las autoridades estatales les dieron reversa.

Al saber que este viernes se discutirían las reformas a la ley, los meseros uniformados con camisas blancas y pantalón negro arribaron a fuera del Poder Legislativo para protestar.

Con pancartas en mano, los inconformes llamaron al gobernador a respetar la decisión de la mayoría de los legisladores y no vetar las reformas del Congreso.

"El cigarro no es problema, el problema es la pérdida de enfermedades", "hoy vi fumando a un doctor, ¿lo vas a correr?", "señor Jaime Rodríguez Calderón, no nos quite la propina, ¡de eso vivimos!", "a qué horas tenemos que llegar a la casa, papá Bronco", eran parte de las frases que se podían leer en las pancartas de los inconformes.

Manuel Martínez, un mesero que prefirió omitir el nombre del restaurante donde trabaja para evitar represalias, destacó que las propinas han bajado entre un 70 u 80 por ciento desde que prohibieron las áreas especiales para fumadores.

"Bronco, deja fumar a la gente, muchas otras cosas sí las permiten y fumar no deja, nos afecta a nosotros en las propinas, ya no sacamos lo mismo que antes y nos está afectando demasiado", dijo, "de 300 a 400 que ganábamos, ahora sacamos 100 o 70, no sacamos ya propina".

Martínez indicó que es parte de su libertad decidir o no trabajar en lugares donde se deja fumar.

Alegó que hay decenas de meseros que han perdido sus trabajos a causa de las reformas de ley.

"Si dejan tomar, dejan drogar y no dicen nada y ¿el cigarro sí?, entonces si van a dejar tomar, también dejen fumar, es lo mismo.

"Éramos como cinco meseros en el restaurante, ahora sólo somos dos porque no hay gente, para qué queremos más si no hay gente, nos mosqueamos y por eso buscamos otro trabajo en la noche y ya ni estamos en la casa", dijo.

Otra mesera, Elizabeth Ortiz, quien también evitó dar el nombre del lugar en donde labora, manifestó que la mayoría de su sueldo depende de las propinas, por lo que algunos han tenido que optar por dos o más trabajos.

"El 50 por ciento de los compañeros los tuvieron que correr, bajan las propinas, bajan el sueldo, a la mayoría ya nos están cortando las horas de trabajo.

"Muchos tenemos que tener dos trabajos y hasta tres para poder llevar sustento a la casa, en mi caso, es mantener a mis papás, la casa y está muy muy difícil", dijo.