Finaliza marcha de maestros; no descartan paro

Los docentes de las secciones 21 y 50 del SNTE dijeron que podrían realizar un paro de labores en el inicio de ciclo escolar, en caso de no atender sus demandas. 

Monterrey

Tras una marcha-protesta pacífica que desquició una parte del centro de Monterrey, realizada contra la reforma y evaluación educativa, maestros de las secciones 21 y 50 del SNTE no descartaron la posibilidad de un paro de labores cuando arranque, en agosto, el próximo ciclo escolar 2015-2016.

Al terminar la protesta que duró aproximadamente una hora, desde la sede de la Normal Superior Miguel F. Martínez, ubicada sobre la avenida Constitución, hasta la Explanada de la Macroplaza, los docentes fueron escoltados por unos 600 elementos de Fuerza Civil para que no tomaran Constitución y fueron desviados por las calles Washington y Modesto Arreola.

Los maestros en voz de Óscar Santos Hernández, del movimiento magisterial de Nuevo León, afirmó que barajan la posibilidad de un paro, aunque dijo que no habría una afectación general para el alumnado.

"Aún no tenemos nada acordado, pero no lo descartamos; cuando los maestros de las escuelas nos digan hay que hacer el paro vamos a consensarlo en el estado y luego determinaremos, no necesariamente los paros van a ser indefinidos, puede ser de una hora de un día o dos días, pero no lo descartamos", dijo.

Tras el mitin de los maestros en la Explanada de la Macroplaza, estos quemaron una piñata del presidente Enrique Peña Nieto que previamente habían pateado y destrozado.

Santos Hernández afirmó que los profesores están inconformes principalmente porque no tienen la seguridad en el empleo y las evaluaciones son un fraude.

"No puede haber exámenes de 10 a 14 horas seguidas y con 50 libros en internet para estudiar, en qué parte del mundo tenemos exámenes de esa naturaleza, muchos compañeros no están contentos.

"Hemos estado remarcando mucho que nuestro movimiento sea pacífico y no violento, no queremos que haya maestros detenidos ni maestros lesionados, creo que se excedió el Gobierno del Estado en el uso de la fuerza, fue demasiada, en lugar de atacar delincuentes ataca a maestros", criticó el vocero magisterial.

Desde las 10:35, largas filas de automóviles se formaron desde el Puente Guadalupe hasta la avenida Félix U. Gómez sobre Constitución, ante el arranque de la marcha-protesta que iniciaron los maestros en repudio de la reforma.

Los maestros se apostaron en el acceso principal de la Normal Superior Miguel F. Martínez, sobre la lateral de la avenida Constitución, generando un macro caos vehicular en la zona.

Posteriormente tomaron la calle Profesor Gregorio Torres, para tomar una cuadra de Félix U. Gómez, frente a la Clínica del IMSS, donde siguieron por Tacubaya, Héroes del 47, Washington y un tramo de Modesto Arreola, hasta dar vuelta a Zaragoza para llegar a la Explanada de la Macroplaza.

El contingente, que en todo momento fue escoltado por Fuerza Civil y elementos de Tránsito de Monterrey, generó caos vial en los cruces con Platón Sánchez, Carvajal y de la Cueva, Arista, Diego de Montemayor, Doctor Coss, Zuazua y Zaragoza.

Los maestros gritaron consignas contra el Gobierno Federal, el presidente Peña Nieto y Fuerza Civil, por el número de elementos apostados a los alrededores de la protesta.

"¡El Chapo ya pasó y Peña reprobó!", "¡estamos defendiendo derechos laborales, somos los maestros no criminales!", "¡Ni un paso atrás!", ¡Qué vergüenza que los maestros que son ejemplo de progreso estén custodiados y amedrentados y rodeados por todo el poder del estado cuando el estado de Nuevo León es el estado de progreso!", gritaron por las calles de Monterrey.