Protesta sindicato de Tlaxcoapan por presunto recorte de personal

Los trabajadores aseguran que el gobierno municipal prevé despido para economizar costos.
Aldo Morales Malo, dirigente sindical.
Aldo Morales Malo, dirigente sindical. (José Martín Anaya)

Tlaxcoapan

Integrantes del Sindicato "Fuerza, Lealtad y Perseverancia" de Trabajadores al Servicio del Municipio de Tlaxcoapan, advirtieron que no permitirán recorte de personal como lo han dejado entrever las autoridades gubernamentales, aparte de que asegura que no hay causales independientemente de que la actual administración "infló la nómina".

El dirigente sindical, Aldo Augusto Morales Malo, calificó como una incongruencia que los regidores se hayan aumentado hasta en un 30 por ciento la dieta y que ahora quieran realizar recorte de personal para justificar dicho incremento.

Dijo que se ha enterado de este posible recorte de trabajadores en la siguiente quincena a través de terceras personas, ante lo cual advierte que el gobierno debe comenzar por respetar al sindicato.

Pues afirma que no hay elementos para que el ayuntamiento toque al sindicato, de lo contrario señala que deberá cumplir con lo estipulado en la legislatura laboral.

Morales Malo, sustentó su afirmación al asegurar que hay trabajadores que acreditan una amplia antigüedad laboral por lo que el darlos de baja implicaría una buena erogación para el erario público municipal.

El líder sindical cuestionó que los miembros de la asamblea se hayan aprobado un incremento a su dieta del 30 por ciento, siendo que hay pendientes importantes que atender.

En este sentido cabe señalar que dicho aumento ha causado un sobregiro en la nómina de la administración municipal durante los últimos meses.

Aseguró además que a dos años dos meses de la presente administración la nómina de la administración ha aumentado, y supone que de ahí se deriva la intención del gobierno local de hacer ajustes de personal.

Por otro lado, el dirigente del sindicato al servicio del municipio, informó ya venció el plazo para la firma del convenio contractual (28 de febrero) y hasta el momento se mantienen atoradas las negociaciones con el gobierno local.

Ante esto urgió al alcalde Miguel Ángel López Hernández y a los regidores a trabajar para destrabar asuntos pendientes como estos.

Y es que asegura que ya desde cuando debió cerrarse el capítulo con la firma del convenio contractual, empero asegura que no se le ha dado puntual seguimiento. Pus recordó que desde el mes de enero el sindicato que representa ingresó el pliego petitorio.

A esta inconformidad se suma la de varios proveedores quienes denuncian retraso en sus pagos, cuyo argumento del gobierno local es que no cuenta con el presupuesto necesario para cumplir con esta obligación.

A decir del empresario taurino, Isaías Sánchez Juárez, a inicios de este año contrataron sus servicios en el marco de la feria anual, empero aduce que en los últimos meses lo han traído vuelta y vuelta en la tesorería sin que le ofrezcan una solución al respecto, razón por la cual descalificó la lentitud de la tesorería y del gobierno.

CLAVES

Durante la mayor parte del año pasado el gobierno municipal que preside Miguel Ángel López Hernández, operó con números rojos, afectando en consecuencia los proyectos de obra.

El argumento en ese entonces fue que los recursos económicos sirvieron para erogar muchas de las deudas pendientes con proveedores.

Sin embargo dicha experiencia suele repetirse en este mismo año con base a las denuncias de los proveedores dado que no se les ha pagado el tiempo y en forma en lo que va del presente año.