Protectores de animales denuncian irregularidades en Zapopan

La titular del área no cuenta con título de licenciatura y falseó currículo.

Guadalajara

Organismos protectores de animales denunciaron diversas irregularidades cometidas en la Unidad de Protección Animal Zapopan. Entre ellas, acusan a la dependencia municipal de avalar la “adopción” de mascotas, sin cumplir con un protocolo para verificar la idoneidad de las familias que recibieron a un perro en donación; y haberlas entregado sin vacunar ni esterilizar.

El domingo pasado la Unidad de Protección Animal del municipio de Zapopan promovió la adopción de ocho perros en un evento que se llevó a cabo en el parque Metropolitano, a través de dos asociaciones civiles pero sin cumplir con los principios que tienen los organismos dedicados a la defensa de animales.

“La molestia es que no se está respetando la Norma Oficial Mexicana 042. Los animales se le dieron a cualquiera con tan sólo presentar su credencial de elector. El protocolo para dar un animal en adopción exige al menos tres entrevistas y una visita a domicilio y se dieron en el momento”, indicó Ana Lorena Pulido, representante de Fundación Tierra Nueva, A.C. 

Agregó que Norma Lizzet González González, designada a cargo de la Unidad de Protección Animal Zapopan organiza eventos con animales que están bajo resguardo y los entrega a asociaciones. El reglamento del municipio lo permite pero va en contra de la NOM-042-SSA2-2006, Prevención y control de enfermedades. Especificaciones sanitarias para los centros de atención canina. “y como autoridades debían primero cuidar la legalidad, revisar y hacer las modificaciones pertinentes”, opinó.    

Lo anterior se sumó otras irregularidades, que han documentado organismos como Naturaleza Animal A.C., Fundación Tierra Nueva A.C. y Animal A.C. (esta última pionera en la materia en la entidad); como el hecho de que González González no cuenta con el grado de licenciatura que exige el perfil para desempeñar el cargo, y aunque se ostenta como Licenciada en Diseño Gráfico Industrial, ella no cuenta con título ni cédula profesional, según consta en documentos que tiene este medio.

Además ha falseado su currículo, pues su supuesta capacitación en adiestramiento canino, no está avalada más que por un diplomado de asistencia.

“Si trae la administración proyectos muy buenos pero sí es importante que esté a cargo una persona preparada y con ética”, apuntó Isabel Reyes Carrillo de Naturaleza Animal, A.C.


Por otra parte, señalan la existencia de un conflicto de interés, dado la actividad empresarial que a través de una revista llamada Narices, que se puede consultar en Internet, anuncia a criadores de distintas razas de perros y fomenta la reproducción de animales.

“Aún cuando es una actividad legal, va en contra de un principio de la protección animal. No se puede fomentar la reproducción de animales cuando hay una gran problemática de maltrato y abandono… evidentemente no hay congruencia”, agregó Elsa Sttener de Animal A.C. 

En la citada revista, se anuncian además servicios de mutilación de cola y de oreja, también contrarios al reglamento que prohíbe esta práctica con fines estéticos. 

“Nuestras organizaciones siempre han sido muy propositivas, nos gusta sumarnos al esfuerzo de la autoridad, estamos seguras que el alcalde Pablo Lemus tiene un genuino interés en la protección de los animales… pero consideramos que hay un grave error en confiar la dirección de la Unidad de Protección Animal a una persona que tiene claro conflicto de intereses, no de hoy que es funcionario, sino desde hace años que apareció en el movimiento como supuesta protectora de animales, la señora Norma Lizzet González González”, concluyó Pulido.

Desde octubre pasado, los organismos protectores de animales hicieron llegar sus inquietudes alcalde  Pablo Lemus a través de un oficio, del cual no han obtenido respuesta.