Protección Civil descarta daños a viviendas por cementera

De acuerdo con el Movimiento Indígena Santiago de Anaya, quien aglutina a las personas que se oponen a la operación de la planta cementera de la región, anunciaron que realizarán en próximos días ...
Procesadora y Trituradora de Materiales Santa Anita en Santiago de Anaya
Procesadora y Trituradora de Materiales Santa Anita en Santiago de Anaya (Archivo )

Santiago de Anaya

Las conclusiones a las que llegó la Subsecretaría de Protección Civil y Gestiones de Riesgos después de que recorrió casas dañadas por las obras que realiza la Procesadora y Trituradora de Materiales Santa Anita en Santiago de Anaya no cumplen con la normatividad de proteger el bienestar de la población, ni su patrimonio, acusaron 21 afectados en sus viviendas que presentan averías estructurales.

De acuerdo con el Movimiento Indígena Santiago de Anaya, quien aglutina a las personas que se oponen a la operación de la planta cementera de la región, anunciaron que realizarán en próximos días acciones penales contra las empresas que están realizando los trabajos.

El documento que la Subsecretaría de Protección Civil y Gestiones de Riesgos envió a este Movimiento, para dar a conocer sus conclusiones se dieron a conocer a través del oficio No. SSPCyGR/1395/13 que dice: Las viviendas fueron construidas sin el asesoramiento, ni supervisión de un profesionista con cedula profesional experto en la materia. El tiempo de construcción fluctúa entre dos y más de cincuenta años.

Los 21 afectados dijeron sentirse decepcionados por la falta de apoyo por parte de las autoridades, pues a pesar de que las afectaciones son evidentes y acusaron que Protección Civil decidió alargar su agonía y preocupación por su bienestar y patrimonio.

Explicaron que no es posible que las conclusiones no hayan sido a su favor, a pesar de que se comprobó y evidenció el daño que tienen las viviendas, "nuestras casas tienen apenas 5 años de construcción, en la región hay casas de hasta 50 años que siguen de pie y sin una ranura como las que se observan en nuestras viviendas".

Manifestaron que "las vibraciones que se sienten cuando trabajan sus máquinas y el movimiento de los vidrios de las ventanas, no es en vano, los cimientos, bardas y mosaicos debieron verse afectados, es obvio el daño; y que nos digan que lo que hemos levantado con el trabajo de nuestros esposos e hijos en el otro lado, con el esfuerzo de nuestro trabajo en el campo en algún momento se derrumbara y todo por proteger los intereses de una de las tantas empresas del hombre más rico de México".

Agregaron que Cementos Fortaleza llegó a Santiago de Anaya prometiendo trabajo, derrama económica y desarrollo para la región, pero lo único que está ocasionando son problemas sociales, devastación al medio ambiente y problemas a la salud.