Se cae a pedazos el ex civil de Tampico

Buscan actualizar las revisiones del estado físico del antiguo hospital.
En deplorables condiciones se encuentra el ex Carlos Canseco.
En deplorables condiciones se encuentra el ex Carlos Canseco. (José Luis Tapia)

Tampico

La Dirección de Protección Civil solicitó a obras públicas actualizar las condiciones técnicas del ex hospital Carlos Canseco, luego se que se desprendió un pedazo de concreto del muro ubicado sobre la calle Doctor Carlos Canseco, a tan solo unos pasos de distancia de la Altamira, área que fue acordonada al igual que la fachada del edificio.

Se trata del segundo dictamen que se ordena en esta administración, aunque el primero no ha sido concluido y tiene que ver con la revisión de registros y alcantarillas ubicados en la zona centro, situación que fue motivada por una explosión.

El director de Protección Civil, José Antonio Marín Flores, reconoció que representa un peligro el inmueble construido en 1940 y abandonado hace alrededor de 30, por lo que después de conocer el dictamen tomarán medidas para mitigar los riesgos.

Informó que los hechos se registraron ayer a las 8:00 horas cuando un trozo de revoque se desprendió del muro y cayó sobre la banqueta, situación en la que no se reportaron personas lesionadas, “no fue una cantidad considerable, pero sí es un riesgo, claro que es un riesgo”.

Marín Flores indicó que revisarán los dictámenes sobre el ex hospital que fueron elaborados en pasadas administraciones que sumados al propio determinarán incluso si dependencias con la Policía Ministerial y servicios públicos, pueden seguir ocupando el edificio.

“Vamos a entablar un plan de trabajo para conocer los dictámenes que hubieran hace algunos años y apoyarnos con la dirección de obras para que nos actualicen las condiciones del hospital civil para poder tomar medidas de prevención, ¿cuáles? estaríamos platicándolas y revisándolas con las diferentes dependencias como es el gobierno del estado, la dirección de obras públicas, de servicios públicos y ver la manera de mitigar ese riesgo”, sostuvo.

Cabe recordar que en el gobierno 2011-2013 protección civil hizo una revisión física del inmueble y retiró las ventanas con el fin de minimizar riesgos.

“Por eso está restringido al público, porque es un edificio de muchos años, está clausurado, no tiene servicio”, refirió Marín Flores. Sin embargo, sobre la calle Canseco hay acceso y al interior del edificio se observa que incluso está habitado porque hay ropa colgada sobre tendederos.

En un recorrido por las instalaciones se observó la forma en que la humedad, el tiempo y la falta de mantenimiento han causado estragos en la construcción que presenta desprendimientos de concreto, madera y fierro.

Sobre la reubicación de la ministerial y servicios públicos, el funcionario comentó que “habría que valorarlo detalladamente, por eso voy a pedir el apoyo de obras pública para que nos dé su opinión técnica, actualmente hay un área de servicio, pero no hay permiso a la comunidad para tener acceso”.

El director de protección civil indicó que además del ex hospital en lo que va de la administración se registró un desprendimiento de cielo falso en el hotel imperial ocasionado por el exceso de humedad.

El 30 de septiembre de 2013, el gobernador Egidio Torre Cantú descartó que el ex hospital ubicado sobre la calle Altamira fuera a ser derribado, dijo que solo tenían contemplada su rehabilitación, cuyo costo estimó entre 300 y 350 millones de pesos.

En su visita de ese día a recorrer ese inmueble y el ex penal de Andonegui, el mandatario estatal comentó que podría ser usado para albergar oficinas de gobierno y que se encontraban trabajando en el anteproyecto.

En el sexenio de Felipe Calderón la panista Maki Ortiz buscó recursos para rehabilitar el edificio, mismos que no se lograron.

En el año 2007, tres mil 821 personas participaron en la consulta pública que llevó a cabo el entonces Gobierno del Estado para resolver los destinos del antiguo Hospital Civil, de las cuales el 71 por ciento se pronunció por la demolición.