Padrón de sexoservidoras de Torreón crece 400%

Pasó de 120 mujeres a 482 en el último de acuerdo con la Dirección de Salud Municipal. Figuran personas que dejaron la actividad por la situación de inseguridad que prevaleció en la ciudad.
La inseguridad provocó que la actividad disminuyera.
La inseguridad provocó que la actividad disminuyera. (Archivo)

Torreón, Coahuila

El padrón de sexoservidoras creció de 120 mujeres a 482 en el último año en Torreón, de acuerdo con la Dirección de Salud Municipal.

Manuel Velazco Gutiérrez, titular de la dependencia, explicó que el incremento tiene su origen debido a que emprendieron una campaña informativa en antros y otros sitios donde suele practicarse la prostitución.

"Desafortundamente se nos reportaron de mil 500 pruebas cinco positivas y de las cuales ya se dio la información y canalizó al sector salud".


"Tenemos un incremento de 120 a 482 mujeres, las cuales vinieron a practicarse sus pruebas de salud correspondientes, tales como el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH). Se acudió a los antros donde se presume se dedican a ese trabajo y es sorprenden que hay quienes no usan protección", dijo.

Mencionó que en el padrón figuran personas que anteriormente se dedicaron al sexo servicio, sin embargo abandonaron la profesión por una situación difícil (de seguridad) que se vivió en los últimos años.

"Regresaron y hay que tomar en cuenta que hubo un contexto que hizo que abandonaran esos trabajos", mencionó.

Además de practicarles pruebas rápidas del VIH fueron capacitadas para el correcto uso de metodos anticonceptivos, principalmente el condón.

"Regalamos pruebas rápidas del VIH que con una gota de su sangre y cinco minutos se puede saber el resultado. Todo esto fue hecho bajo un contexto de confidencialidad, pues la idea es llevar el hospital a la calle", expuso.

Indicó que durante el presente año intensificaron campañas de salud sexual entre la juventud lagunera y en total fueron repartidos 25 mil condones.

"A veces los jóvenes traen sus preservativos, pero lo pegan a las llaves, lo traen en la cartera o usan aceites de bebé y los echan aperder. Por eso realizamos labores educativas", comentó.

En cuanto al resultado de las mil 500 pruebas rápidas de VIH que regalaron, resaltó que cinco casos dieron positivos al padecimiento y las personas fueron turnadas al sector salud para recibir el tratamiento correspondiente.

"Regresaron y hay que tomar en cuenta que hubo un contexto que hizo que abandonaran esos trabajos".


"Desafortundamente se nos reportaron de mil 500 pruebas cinco positivas y de las cuales ya se dio la información y canalizó al sector salud", dijo.

A pesar de eso, indicó que es una ventaja haber detectado esos casos porque así las personas infectadas pueden recibir el tratamiento adecuado para prolongar su vida.

"Es invariable la edad y en salud pública las malas noticias no son malas porque si las personas hubieran desconocido su padecimiento no recibirían a tiempo su tratamiento. No hay que olvidar que detrás de cada persona cero positiva existe una línea de contactos y es parte del segundo nivel de atención".