Proponen certificar hoteles “libres de trata de personas” en PV

En el marco del “Foro sobre Trata de Personas y Turismo Sexual en México”. 
El “Foro sobre Trata de Personas y Turismo Sexual en México” se llevó a cabo en un hotel de Puerto Vallarta.
El “Foro sobre Trata de Personas y Turismo Sexual en México” se llevó a cabo en un hotel de Puerto Vallarta. (Guillermo Gómez Pastén)

Puerto Vallarta

Si bien Puerto Vallarta es un destino muy atractivo, es muy sensible y muy vulnerable a la problemática de la trata de personas, por lo cual la senadora Adriana Dávila Fernández propuso a la Asociación de Hoteles local establecer un mecanismo para que los establecimientos de hospedaje sean certificados como “libres de la trata de personas”.

Esto sucedió en el marco de la ceremonia de apertura del “Foro sobre Trata de Personas y Turismo Sexual en México”, que organizan en Puerto Vallarta la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el Sistema DIF Municipal y el Comité Interinstitucional Contra la Trata de Personas local.

La legisladora planteó al vicepresidente de la Asociación, Teodoro Pérez, presente en el encuentro, la firma de un convenio, con la participación de las comisiones estatal y nacional de derechos humanos en la elaboración de los protocolos correspondientes, así como el respaldo del Senado.

“Todo mundo sabe que llegamos a hospedarnos, pero no sabe si lo hacemos con otros fines. El ejemplo podría ser replicado en otros estados de la República”.

La presidenta de la Comisión en Contra la Trata de Personas del Senado de la República lamentó que aunque se le considere el tercer negocio más lucrativo del mundo no existen cifras que lo dimensionen en el país.

“Sabemos por los medios de comunicación que han detenido a elementos de la delincuencia organizada, pero que no hay sentencias por la trata de personas, es decir, no hay tratantes en la cárcel sentenciados por este delito. Es cierto que hay 125 consignaciones en todo el país, pero no tenemos cifras claras”.

Sentenció que la trata de personas no es una costumbre, es un delito “y como tal tiene que castigarse”.

En el evento desarrollado en hotel Crown Paradise, Dávila Fernández resaltó que las organizaciones civiles han generado información verídica, válida, para que se pueda entender este delito.

Instó a asumir una actitud más agresiva para enfrentar este delito y en el renglón de la prevención indicó que se debe empezar desde el núcleo familiar; al respecto advirtió que recientes alertas Amber han sido para buscar a víctimas contactadas por delincuentes a través de Internet. “Las redes acercan a la modernidad, pero también acercan a la delincuencia”.