Proponen Guadalajara con la mayor videovigilancia de todo el país

Buscan aplicar una política social dirigida a la tranquilidad de los barrios con índice delictivo.
Se privilegiará el monitoreo a través de las cámaras, aunque no se precisa si se adquirirá equipo nuevo.
Se privilegiará el monitoreo a través de las cámaras, aunque no se precisa si se adquirirá equipo nuevo. (Milenio)

Guadalajara

La propuesta del modelo de seguridad para Guadalajara realizada por el candidato del PRI, Ricardo Villanueva contempla convertir a la capital del estado en la ciudad con el sistema de videovigilancia más grande del país.

De acuerdo al eje de “Tecnología incorporada al modelo policial” uno de los puntos clave será privilegiar el monitoreo mediante la video vigilancia lo cual permitirá una respuesta oportuna, en la prevención de delitos y la obtención de información para la inteligencia policial.

“Para logar esta estrategia incorporaremos miles de cámaras para hacer de nuestras calles y ciudad en general el espacio con mayor cobertura de video vigilancia en el país”, muestra dicho documento.

Aunque no mencionan la adquisición de equipo propio para tal efecto sí se menciona la incorporación a la red con que ya cuenta el municipio de los equipos de grabación y vigilancia de la iniciativa privada, almacenes, tiendas de conveniencia y sucursales bancarias.

“La instalación de cámaras se hará bajo los criterios de cubrir zonas de alta concentración delictiva, colonias en las que se requiere incrementar la vigilancia, arterias principales, sitios de concentración masiva y de actividades estratégicas y financieras”, señala la propuesta.

Adicional a ello se proponen el rediseño de las zonas y sectores de patrullaje actuales, por un nuevo esquema de cobertura territorial delimitada que permita mayor acercamiento y mejor respuesta a la ciudadanía y que se traduzca en la disminución de las condiciones de inseguridad y de la incidencia delictiva.

Otro eje de acción propuesto es de privilegiar el esquema de policía de proximidad, que atienda de manera cercana a la ciudadanía sus necesidades, modelo que es ya utilizado en varias partes del país.

“Necesitamos un policía que baje a conocer y entender todos los problemas que pasan en la colonia; necesitamos tecnología para supervisar el trabajo de nuestros policías, para evitar e inhibir los delitos; y la tercera es una política social, esto incluye cultura, educación y deporte, para reducir los índices de criminalidad”, comentó Villanueva Lomelí.

La policía de proximidad, no solo actúa en el combate de delitos sino que es parte de la estrategia de prevención del delito, son elementos que tienen presencia en los barrios y contacto cercano con la comunidad con que interactúan.

Integrar “un grupo de policía de proximidad ciudadana que brinde asistencia y promueva la cultura de prevención del delito entre la ciudadanía y genere información a la policía que le permitan identificar las actividades delictivas y generar acciones de respuesta en cada colonia concreta”, es el modelo que proponen.

De manera adicional se pretende el fortalecimiento de la fuerza operativa, privilegiando la incorporación de mujeres policías, reuniones vecinales con los mandos policiales y consejos de seguridad, teléfono directo en las patrullas y módulos de seguridad renovados.

Por último, pretenden aplicar una  política social dirigida a la tranquilidad de los barrios con el objetivo de revertir el daño del tejido social en las zonas con mayor incidencia y vulnerabilidad, a partir de acciones coordinadas entre gobierno y ciudadanía.

“Le pediremos al gobierno federal que se encargue de alejar las drogas de los jóvenes y nosotros nos encargaremos de alejar a los jóvenes de las drogas”, expuso Ricardo Villanueva al presentar la propuesta.

Incluye otras acciones como la creación del Centro de Rehabilitación y Oficios, escuelas de iniciación deportiva en colonias con alto índice de violencia social, becas para jóvenes que dejen de consumir drogas, creación de colectivos culturales comunitarios para jóvenes y creación de orquestas infantiles comunitarias.

Debilidades de la seguridad en Guadalajara

Crisis de liderazgo

Ausencia de conducción por parte del presidente municipal

Seguridad como botín de los partidos políticos.

Se designan funcionarios por compromisos adquiridos

Falta de un modelo policial claro

Imposición del modelo de militarización de la seguridad ciudadana


Divorcio con la comunidad

Limitándose a la denuncia anónima ciudadana y al funcionamiento del Consejo Ciudadano de Seguridad

Debilidad o ausencia de canales de comunicación

Entre áreas de seguridad pública y protección civil

Percepción ciudadana de indefensión

Que contrasta con las estadísticas oficiales de disminución de delitos