Proponen crear Ciudad del Adulto Mayor en Villas Panamericanas

El IJAM señala que reúne todas las condiciones de vialidad a fin de convertir el complejo de viviendas en una comunidad para retirados, sin impactar el entorno ecológico.
Uno de los edificios serviría para vivienda permanente
Uno de los edificios serviría para vivienda permanente (Milenio Digital)

Guadalajara

Crear una Ciudad del Adulto Mayor es la mejor propuesta para darle una vocación a las Villas Panamericanas y convertir el complejo de vivienda —en desuso desde el año 2011— en una comunidad para retirados y pensionados, sin impactar el entorno ecológico.

En entrevista con MILENIOJALISCO, el director general del Instituto Jalisciense del Adulto Mayor (IJAM), Luis Cisneros Quirarte, detalló que el organismo presentará formalmente la propuesta de recuperación del conjunto habitacional Villa Bosque (Villas Panamericanas) a la Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas del estado (Sepaf), basada en un estudio que el propio gobernador Jorge Aristóteles Sandoval les instruyó realizar.

“El señor gobernador pidió al IJAM que revisáramos la viabilidad de que el complejo de Villas Panamericanas en El Bajío pudiera ser utilizado, ya sea en forma parcial o totalmente, para la atención y cuidado de adultos mayores. Nosotros revisamos los aspectos ambientales, financieros y operativos y encontramos que es muy viable y hasta deseable que pudiera constituirse en un modelo de atención a nivel nacional como no hay ninguno en el país”, indicó.

Cisneros Quirarte dijo que la propuesta incluye todo el complejo que podrá ser habitado de manera permanente o temporal por adultos mayores, a quienes se les distingue en cinco modalidades de usuarios o residentes: independientes, independientes parciales, dependientes parciales, dependientes asistidos y asistidos.

“Es una propuesta que estamos dejando sobre la mesa, que esperamos sea valorada entre otras por parte de la Sepaf y que estamos sometiendo a la consulta de la opinión pública para que se enriquezca, que hemos venido trabajando al interior de la Junta de Gobierno y con las organizaciones de la sociedad civil que forman parte del IJAM”, apuntó.

El entrevistado destacó que la creación de la Ciudad del Adulto Mayor permitirá atender una deuda histórica hacia este grupo social, por lo que se impulsa también la habilitación en la Villa Panamericana de un albergue para adultos mayores maltratados.

“En México, se estima que hay una prevalencia de violencia contra adultos mayores entre el 8 y 18 por ciento y en el caso de la población en asilos, es incluso superior al 21 por ciento”, acotó, tras agregar que los agresores principales son los hijos, nietos, sobrinos, yernos, nueras y vecinos.

“En un tema que es del interés de la sociedad, como es el de las Villas Panamericanas, se abre un espacio para que se discuta un proyecto de esta dimensión, donde hay una deuda de justicia social, y una oportunidad para que Jalisco presente un proyecto de avanzada”, opinó.

El proyecto es incluyente para adultos mayores de diferentes estratos económicos, del estado y del país, y hasta para pensionados de otras naciones que quieran formar parte de esta comunidad.

En cuanto al que admite como delicado tema ambiental, el entrevistado precisó que la Ciudad del Adulto Mayor no rebasaría la capacidad de tres mil habitantes planteada en el proyecto original; además de que se deberá verificar la capacidad real de la planta de tratamiento y hacer obras complementarias para garantizar el equilibrio ecológico y evitar afectación a mantos freáticos. Sin embargo, adelantó que la demanda de servicios de este grupo es de “bajo impacto” y no es comparable a la de familias enteras y población joven.

Comentó que la Ciudad del Adulto Mayor puede ser autofinanciable y el gobierno del estado recuperaría su inversión, pero que será la Sepaf la que en su momento decida los asuntos financieros y los acuerdos con el desarrollador; así como coinversiones con el gobierno federal y otras instancias privadas y públicas.

Cisneros Quirarte está confiado en el modelo, del que existen algunos ejemplos: comunidades para retirados o pensionados en España, Canadá y Estados Unidos que son “pequeñas ciudades”.

“Es un modelo, que si es en la Villa o es en otro lado, eventualmente se tendrá que hacer y en el IJAM lo vamos a impulsar, […] por el envejecimiento de la población va a tener que ocurrir y ahora vemos que hay un espacio al que se le tiene que dar un destino, y que vemos propicio”, afirmó.