Armas de juguete, un detonante de la violencia

El Pronapred, en un esfuerzo por erradicar las conductas agresivas en los más pequeños, recibió las pistolas de plástico para dar a cambio juegos como lotería, en las colonias Carolinas y la Merced.
La Pronapred intercambió juguetes bélicos por juegos didácticos.
La Pronapred intercambió juguetes bélicos por juegos didácticos. (Martín Piña)

Torreón, Coahuila

Por inofensivas que parezcan, las armas de juguete pueden ser un detonante para la violencia infantil.

Se han registrado casos de niños que jugando hacer realmente daños a sus amigos, de hecho hasta les han provocado la muerte.

Erradicar estas manifestaciones de violencia en los niños realmente no es tan difícil.

Buscando la mejor manera de lograr esto, el Programa Nacional Contra la Violencia Infantil (PRONAPRED) realizó el intercambio de juguetes bélicos por didácticos.

"Ahora los niños juegan al crimen organizado y esto se trata de que los niños, con sus papás, cambien esta idea".

Esta dinámica se llevó a cabo el miércoles en la colonia Carolinas y ayer en el Centro Comunitario de la colonia Merced.

Lo único que tuvieron que hacer los niños fue asistir, acompañados de sus padres, al centro con las armas de juguete que encontraran en casa, a cambio recibieron juegos como la lotería, dominós infantiles, juegos de memorama, y a los niños que además con buen promedio y comportamiento en la escuela, se les regaló una bicicleta.

"Este es un proyecto que vamos a llevar a cabo en varias partes de la ciudad, sobre todo en las colonias de alta incidencia delictiva".

"Esto con la finalidad de que lo niños regresen a jugar lo que antes jugábamos todos, la lotería, el dominó, la baraja, con los papás", puntualizó José Ganem, director de Prevención a la Violencia.

La PRONAPRED determinó que esta es una de las mejores maneras para poco a poco terminar con la violencia entre los niños, con las ideas que se van generando a partir de lo que ven y de lo que hacen portando armas, aunque sean de plástico y lucecitas.