Promueven bodegas de lluvia para impulsar agricultura

Se trata de una técnica novedosa para aprovechar el agua pluvial,   fortalece al medio ambiente, ofrece más nutrientes a los cultivos y beneficia a los productores con ahorros en energía 
Una alternativa para aprovechar el agua pluvial es capturarla y después almacenarla
Una alternativa para aprovechar el agua pluvial es capturarla y después almacenarla (Cortesía )

Guadalajara

Una alternativa para aprovechar el agua pluvial es capturarla y después almacenarla, tal como empieza a practicarse en el sector rural de Jalisco, en donde se registra ya una creciente demanda de las llamadas bodegas de lluvia, como herramienta ideal para impulsar la actividad primaria. 

El director de Comercialización de la Secretaría de Desarrollo Rural de Jalisco (SEDER), Jesús René López Ruelas, informó que ya existen ejemplos destacados que exponen de manera inobjetable las ventajas de las bodegas de lluvia. 

En el municipio de Tototlán, en la Región Ciénega, un grupo de productores ha desarrollado este modelo para aprovechar el potencial que les brinda el clima, con una precipitación anual de lluvia de mil milímetros. El sistema de riego que utilizan en su invernadero de jitomate se basa en agua pluvial almacenada, pues han logrado guardar un metro cúbico en cada metro cuadrado de sus instalaciones, de este modo el líquido que capta en cada temporal es suficiente para el riego de dos ciclos productivos de jitomate. 

Otro proyecto similar se encuentra en una huerta de aguacate en Zapotlán El Grande, en donde sus propietarios han establecido una obra de captación de agua sobre 18 mil metros cuadrados de terreno, la cual les permite almacenar 22 millones de metros cúbicos. Este volumen les alcanza para regar sus tres mil 200 árboles.  

Como ventaja adicional, se ha comprobado que el agua de lluvia posee una mejor calidad nutricional y un mayor contenido de nitrógeno. Gracias a ello, propicia rendimientos superiores hasta en un 15 por ciento, en comparación con cultivos que reciben agua de pozo.

Por otra parte, algunos de estos proyectos registran incluso ahorros de energía eléctrica, cuando sus obras de captación y almacenamiento cuentan con la topografía adecuada para la conducción del agua por gravedad. 

Se trata de una técnica novedosa que empieza a promoverse en la entidad, y una vez que tome fuerza tendría que incluirse de manera explícita en los rubros susceptibles de apoyos estatales y federales para subsidiar una parte de la inversión, indicó el funcionario.


EL DATO

En el Sur de Jalisco se encuentran instaladas cerca de 100 obras de captación de agua pluvial bajo el enfoque de bodegas de lluvia. 

Las inversiones se evalúan según la rentabilidad de cada cultivo.

Las obras de captación, almacenamiento y posterior canalización, implican acciones diversas de ingeniería civil y equipamiento, como el empleo de membranas de material plástico para retener el agua.