Prohiben los globos de cantoya en Ciudad Valles

Protección Civil advierte que estos artefactos pueden ser un peligro, sobre todo ya que se acerca la temporada de incendios forestales.
Omar Treviño, organizador de la actividad, señaló que la idea surgió ya que México cuenta con el récord mundial de lanzamiento de este tipo de globos.
Los globos de cantoya quedan prohibidos en Ciudad Valles. (Manuel Guadarrama)

Ciudad Valles

Los globos de cantoya pueden ser un peligro y sobre todo porque se acerca la temporada de incendios, advirtió el coordinador estatal de Protección Civil, Gerardo Cabrera Olivo quien dijo que aunque estos artefactos aún no están contemplados como tal en las legislaciones, los agentes de las corporaciones policiacas sí están facultados para detener a quien provoque alguna conflagración por el uso de estos.

"Se pone en riesgo la seguridad de las personas, de los bienes, aquí en Valles hay muchos bohíos o casas con techo de palma, hay mucho pasto seco, cañaverales y pastizales donde el fuego puede propagarse y estos globos pueden provocarlos", manifestó.

Mencionó que se podría aplicar el bando de policía y buen gobierno en los municipios y prevenir de esta forma su uso, o bien se cometería ya un delito si un aparato de estos provoca daños a los bienes de los ciudadanos.

Las "luciérnagas de papel", como son conocidos en otras partes del mundo, en México son globos de Cantoya, en honor a Joaquín de la Cantoya y Rico, originario de Morelia quien fue el primer mexicano capaz de elevar un globo aerostático en 1863, invención de los hermanos franceses Montgolfier. Se elaboran de forma artesanal o manual con papel tipo china, pegamento, alambre galvanizado, servitoallas y velas.

Se recomienda utilizarlos en lugares despejados, pero siempre habrá riesgo de que caigan en pastizales, sobre viviendas, vehículos, pipas, que se enreden en cables de luz o teléfono.

Vendedores señalan que la parafina tarda entre 15 y 20 minutos encendida, por lo que se va apagando y el globo va bajando, por lo que cuando cae, ya está apagado y por otra parte, se señala el peligro de que estos se enreden en los cables de luz y causar cortos circuitos.