Reducción presupuestal impacta a la Conafor

Con cada vez menos programas y con el despido de personal, el apoyo al "Irritila" es de los pocos esquemas que se conservaron gracias a la participación de la sociedad.
El Programa Irritila en La Laguna no tiene el apoyo del Ayuntamiento.
En La Laguna de Durango, Conafor cuenta con 10 brigadistas contra incendios. (Martín Piña)

Santiago Papasquiaro, Durango

La reducción presupuestal implementada por el Gobierno Federal, impactó de manera directa en la Comisión Nacional Forestal.

En Durango el único que se aprobó fue el Programa Irritila. "Fueron al menos otros cuatro, pero sólo se aprobó este".

A decir de José Marcos Daniel Trujano Thomé, gerente estatal en Durango de la Conafor, no sólo impactó en la reducción el número de proyectos aprobados en varios esquemas, sino también derivó en el despido de personal.

Precisó que los apoyos para el Programa Irritila fueron de los pocos proyectos que se conservaron a nivel nacional, esto gracias a la participación de la sociedad en el proyecto.

El funcionario explicó que la dependencia a su cargo en Durango tiene un presupuesto para los diferentes programas que se llevan a cabo por un monto de alrededor de 270 millones de pesos que se ejercen en el presente año, por lo que se espera que los recortes presupuestales del gobierno federal no les afecten, esperando que la inversión para el 2016 sea al menos similar.

Mencionó por otra parte que con los recortes presupuestales, se tuvo ya una reducción de personal de estructura, pero se pudieron recontratar algunos de ellos como prestadores de servicios profesionales independientes a manera de subcontratación.

Indicó que se recortaron 21 personas, pero se "rescataron" a 15 trabajadores con este esquema. A nivel Estado se tienen 160 trabajadores, incluyendo a brigadistas de incendios forestales, mientras que en La Laguna de Durango se tienen diez brigadistas contra incendios, totalizando 22 trabajadores en la dependencia.

"En algunos casos, las reglas de operación tiene cierto tiempo para la calificación de los proyectos. A principios de año se dificulta este proceso para ordenar, clasificar y calificar los proyectos, teniendo que ampliarse los horarios de trabajo por el poco personal".

"El resto del año esto se hace a través de la programación, con lo que se puede sacar adelante la supervisión y revisión de trabajos y en ocasiones se ven rebasados en el tema de los incendios forestales".

¿Qué programas se recortaron?

"El programa Irritila se salvó gracias a la aportación de la ciudadanía y la sociedad en general. Por tal motivo la Conafor, en el momento de evaluar se consideró como prioritario que se siguiera apoyando".

Dio a conocer que hubo muchas solicitudes de programas en el país en el esquema de Servicios Ambientales:

"Pero la ventaja aquí fue que la sociedad también está aportando, por lo que la Conafor en el momento de evaluar los proyectos, les da mayor prioridad a los proyectos en donde la sociedad participa, teniendo mayor calificación que uno nuevo", aseguró.

Explicó que en Durango el único que se aprobó fue el Programa Irritila. "Fueron al menos otros cuatro, pero sólo se aprobó este".

Lamentó que en el tema de Servicios Ambientales se reciben alrededor de 120 solicitudes, calificando únicamente menos de 20.

Precisó que los municipios de San Dimas, Pueblo Nuevo, Mezquital y Guanaceví, son aquellos en donde más se reciben solicitudes en Servicios Ambientales.

Dejó en claro que esto va directamente relacionado con el presupuesto así como áreas como la Cuenca del Nazas que es ubicada como estratégica a nivel nacional, por la vida económica, social y en general de la región.

Frente a la caída de presupuesto, las variables que se consideran para la elección de proyectos, son la población, la economía y el tema ambiental, es lo que le da la sustentabilidad a los proyectos.