Apoyos de "65 y Más" no han llegado a Madero

Siendo para muchas personas de la tercera edad su único sustento, en el ejido Jaboncillo de Francisco I. Madero existe inconformidad por que a pesar de estar en la lista, muchos no han recibido nada.
"En el ejido existen muchas personas que les falta trabajo, aunque solamente los "chavos" son los que traen en la obra".
"En el ejido existen muchas personas que les falta trabajo, aunque solamente los "chavos" son los que traen en la obra". (Sergio Enrique Guajardo)

Francisco I. Madero, Coahuila

Habitantes del ejido Jaboncillo demandan que se les brinde el apoyo del programa "65 y Más", ya que hasta la fecha nos les ha llegado, aunque existen sus nombres en las lista, el recurso no llega.

"Tengo mi señora, pero ella tiene el Programa Oportunidades, porque apoya a mis nietos para que continúen sus estudios".

Patricio Hernández Delgado, de 69 años de edad y vecino del ejido Jaboncillo, dijo que, "no sabemos a qué se deba, mete uno la papelería, hace rato llegó un compañero del rancho y aunque está su nombre en la lista el apoyo no sale".

"A mí me llegó rápido el apoyo, ya que metí la papelería y en cuatro meses me dieron el primer recurso".

"El apoyo que brindan en "65 y Más" está bien al momento, ya que ahorita no tenemos trabajo y no tenemos manera de sacar algo, de perdido tenemos la esperanza con este apoyo que nos están dando".

"Come uno quince días "mareándolo al pasito", ahorita no trabajo, antes era jornalero, trabajé mucho tiempo en los tractores pero ahora ya somos personas de edad y no nos contratan".

"En el ejido existen muchas personas que les falta trabajo, aunque solamente los "chavos" son los que traen en la obra".

"Cada dos meses nos dan este apoyo, corresponden un poco más de 500 pesos al mes".

Esta difícil la situación, es grave para mantener a la esposa, aunque admite que solamente le queda un hijo sin casar, pero tiene 32 años de edad y se mantiene solo, admite que es el único que le apoya a su mujer y a él.

"Ya dejé de jugar y ahora me contratan de ampáyer, lo hago así porque la situación está critica".

Patricio admite que es ampáyer en los juegos de softbol y beisbol, le pagan doscientos pesos y se los da a su mujer y con eso: "la estamos pasando porque si nos esperanzamos a esto cuando llegamos".

Patricio continuó en la fila, a la espera de escuchar su nombre y recibir el apoyo de "65 y Más", que culminó este martes en las instalaciones del Gimnasio Municipal en el municipio de Francisco I. Madero.