Promover denuncias y combatir impunidad, las respuestas a la corrupción

La agrupación Profesionales por la ética señala que los gobiernos municipales tienen la tarea de abrir espacio a la denuncia ciudadana y afrontar con seriedad los casos
Los jaliscienses tienen la imagen de que los agentes de la Policía Vial son los más corruptos.
Los jaliscienses tienen la imagen de que los agentes de la Policía Vial son los más corruptos. (Milenio)

Guadalajara

Ante los resultados del tercer índice Municipal de Corrupción, la entidad patrocinadora de la encuesta, Profesionales por la ética, "urge a los  gobiernos municipales y estatal a poner especial atención al fenómeno de la corrupción ya que hemos expuesto esta situación durante los últimos 3 estudios (2009, 2012 y 2014), y la realidad es que los niveles de corrupción van en aumento en lugar de decrecer". Así, "les exigimos que implementen de manera inmediata, acciones y  campañas que informen a los ciudadanos y funcionarios sobre el daño que genera la corrupción y la cultura de denuncia", señala.

"Es urgente reforzar las áreas de Transparencia y contraloría, con una participación real y activa de los ciudadanos y organizaciones civiles. Pedimos al Itei [Instituto de Transparencia y Acceso a la Información de Jalisco], establecer planes concretos encaminados a la promoción de la cultura de la transparencia y al ejercicio del derecho a la información. A los partidos políticos y candidatos, a asumir y firmar un compromiso con el combate a la corrupción", dijo el presidente de PPE, Luis Ernesto Hernández Aguirre.


"Ahora la pregunta se la hacemos nosotros a los Gobiernos Municipales ¿qué acciones concretas van a implementar para revertir estos resultados de manera definitiva", añadió. El estudio completo y los detalles de cada municipio se pueden encontrar enwww.ppe.org.mx.

La investigación es realizada por Profesionales por la Ética, con el apoyo de la Academia Jalisciense de Transparencia y la ejecución de Instinto Marketing, donde se captó la opinión de ciudadanos y funcionarios de los municipios de Guadalajara, Zapopán, Tlaquepaque, Tonalá y Tlajomulco.

Presentaron el estudio, además, Héctor Ontiveros Delgadillo, director general de la Academia Jalisciense de Trasparencia y acceso a la Información; Roberto Niz, Instituto Marketing y Mariana Pérez Figueroa,, secretaria general de Profesionales por la Ética. Esta agrupación "busca aportar en la cultura de la transparencia y el combate a la corrupción, y para ello realiza el análisis del problema, bajo una metodología científica: una investigación de mercados que permita conocer la percepción que tienen los ciudadanos y los propios servidores públicos, sobre el tema de corrupción. La investigación se realizó en la zona metropolitana de Guadalajara, mediante entrevistas cara a cara dirigidas a ciudadanos y funcionarios públicos aplicadas en puntos de afluencia cercanos a dependencias de gobierno. Se realizaron 1920 casos efectivos con un margen de error del +4.6% y +5.1%, con un intervalo de confianza del 95%. Se tomaron valores referencia p y q del 0.5 en cada caso.  El 80% de la muestra de cada municipio se aplicó a ciudadanos y el 20% restante a funcionarios públicos".

De los resultados de este estudio destaca lo siguiente: "Se percibe un retroceso en el proceso del combate a la corrupción de 2012 a la fecha  ya que el 93% de la población opina que la corrupción está igual o peor que antes respecto a la anterior administración, aumentando este porcentaje un 8% respecto al IMC 2012. Cuándo se le preguntó a la gente si ha visto o conocido alguna experiencia de corrupción, 43% de los encuestados han vivido o sido testigos de algún acto de corrupción en su municipio, cifra que aumentó 11% comparado al IMC 2012. Tenemos funcionarios públicos con alta susceptibilidad a la corrupción, ya que el 87% de las veces el acto de corrupción fue iniciativa del funcionario público, mientras que en el IMC 2012 la cifra fue del 81%".

En contraste, "la denuncia de corrupción es mínima, casi inexistente, lo que permite una gran impunidad, ya que solo el 11% de funcionarios públicos ha denunciado alguna vez un acto de corrupción y más lamentable aún solo el 6% de los ciudadanos lo ha hecho. La población no nota un interés de los gobiernos municipales en abatir la corrupción, en el estudio del IMC 2012 el 33% de las personas notaban un interés en el gobierno de su municipio por combatir la corrupción, sin embargo este año solo el 16% tiene esta percepción". Finalmente, "el derecho de acceso a la información por parte de los ciudadanos sigue siendo un punto débil. Solo el 8% de los participantes la ha solicitado al gobierno, y prácticamente es nulo el conocimiento del Itei".