Profepa sin declarar sobre contaminación de Platosa

La delegada de la dependencia en Durango, no pudo brindar información sobre el caso de Mapimí, donde señalan que los daños al ambiente que la empresa genera ha causado que animales mueran.   
Son las siete de la mañana y llegó la hora de partir, la familia Pérez trae lo básico.
Ejidatarios de Mapimí aseguran que sus animales están muriendo por la contaminación que provoca la empresa Platosa en estas comunidades. (Iván Sánchez )

Durango, Durango

Delegada de Profepa en Durango, Nora Loera no puede brindar información sobre el caso Mapimí y la contaminación de la empresa Platosa, hasta en tanto, oficinas centrales en México no otorgue la autorización correspondiente para dar entrevistas.

Tras varios intentos por localizar a la delegada de Profepa en Durango, Nora Loera para conocer las acciones o revisiones que la institución federal hubiera realizado en el municipio de Mapimí, específicamente en los alrededores de la empresa Platosa, donde existe una denuncia de los lugareños de contaminación ambiental y que por esta causa han fallecido varias cabezas de ganado, fue imposible entablar contacto con la funcionaria.

Ejidatarios de Mapimí aseguran que sus animales están muriendo por la contaminación que provoca la empresa Platosa.

Según señaló su asistente personal de nombre Erik Martínez, que primero debía llenar una solicitud a oficinas centrales en la ciudad de México, para informar sobre el tema de la entrevista.

Y solo en caso de recibir una autorización al respecto, entonces se daría la información requerida.

La solicitud de entrevista se hizo tanto vía telefónica como personal en las propias oficinas de la delegación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, sin embargo por ninguna de las dos vías se pudo establecer la comunicación con la delegada Nora Loera.

Personal de oficinas intentaron localizar a la funcionaria sin lograrlo, por lo que este medio insistirá por conocer las acciones o medidas que la Profepa haya aplicado en el caso de los ejidatarios de Mapimí que aseguran, sus animales están muriendo por la contaminación que provoca la empresa Platosa en estas comunidades.