Profepa asegura madera aserrada en Jalisco

El producto forestal fue asegurado en dos establecimientos, uno en Tlajomulco y otro en Tlaquepaque  por no contar con los documentos que confirmaran su legal adquisición.

Guadalajara

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró de manera parcial una maderería localizada en la colonia Santa Cruz de las Flores, municipio de Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco, por no contar con el aviso de funcionamiento expedido por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Personal de Profepa en la entidad inspeccionó el lugar para corroborar que la madera fuera de legal procedencia.

Durante la inspección, se encontró que dicho inmueble no contaba con el aviso de funcionamiento expedido por Semarnat, en el cual se indica el código de identificación, por lo que se procedió con la clausura parcial temporal del sitio.

Asimismo, el visitado no acreditó la legal procedencia de 2.83 m3 de madera aserrada de especies tropicales.

En otra maderera, inspectores de Profepa aseguraron de manera precautoria 8.42 m3 de madera aserrada de las especies parota (Enterolobium cyclocarpum), caoba (Swietenia macrophylla), cedro (Cedrela odorata) y rosa morada (Tabebuia rosea), de las cuales no se demostró su legal procedencia durante una visita realizada a un establecimiento en la carretera libre a Zapotlanejo, en la colonia Tateposco del municipio de San Pedro Tlaquepaque.