Tres fundidoras de aluminio fueron clausuradas

El delegado de la Profepa en Coahuila, informó que se cerraron temporalmente por incumplir la normatividad ambiental. Tendrán que pagar una multa de entre 30 y 50 mil salarios mínimos.
Raúl González, delegado de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en Coahuila (Multimedios Radio)

Saltillo, Coahuila

Raúl González, delegado de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en Coahuila, dio a conocer que se clausuraron temporalmente 3 empresas dedicadas a la fundición de aluminio, por incumplir la normatividad ambiental, de las cuales una está en Arteaga y dos en Ramos Arizpe, por lo que cada una tendrá que pagar una multa que va desde 30 hasta 50 mil salarios mínimos.

Dichas clausuras se han llevado a cabo como parte de un trabajo de coordinación permanente, con la dependencia estatal de Protección al Medio Ambiente, que dirige Emilio Darwich.

"Son empresas de un tamaño muy importante, pero la contaminación que generan es significativa"

Las empresas se encontraban funcionando sin las autorizaciones requeridas por parte de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, es decir, no contaban con la licencia metal única, además de que el tema de las emisiones se había convertido en un problema fuerte, al igual que la contaminación y el tipo de residuos que producían.

“Como resultado se llevó a la clausura temporal y el aseguramiento de las instalaciones, como reserva no podemos dar a conocer el nombre de las empresas, porque están en información reservada como parte del procedimiento administrativo, no son empresas de un tamaño muy importante, pero la contaminación que generan es significativa”, explicó el delegado en Coahuila.

Aclaró que si las tres empresas logran regularizase presentando todos los permisos que se requiere para su funcionamiento, se podría levantar en algún momento la clausura, pero en caso de no ocurrir, se procede a su cierre definitivo con sanciones que van desde los 30 hasta los 50 mil salarios mínimos.